Leonardo BOFF, El cuidado esencial. Ética de lo humano. Compasión por la tierra

PARA LEER

Ed. Trotta, Madrid 2002, 164 págs.

«La creación (y en particular el  planeta azul) está siendo sometida a la caducidad» (como ya se nos advertía en la carta a los Romanos 8,18-21) por la degradación de la capa de ozono, la lluvia ácida, la contaminación de las aguas dulces, el agotamiento de los recursos,  la desertización, la pérdida de la biodiversidad, el crecimiento demográfico, etc. Y esta caducidad «no está ocurriendo espontáneamente», sino que es fruto del descuido, la indiferencia y el abandono –en el más inocente de los casos– o de la devastación que produce la codicia y la acumulación.

La alternativa a este realismo materialista, a juicio de Leonardo Boff, sólo puede venir por este doble camino: por la asunción de una nueva filosofía «holística, ecológica y espiritual», capaz de devolver al ser humano el sentimiento de pertenencia  a la familia humana, a la Tierra, al universo y al propósito divino; y por la recuperación del «cuidado- como-modo-de-ser-esencial» o ethos fundamental de lo humano. Pues «cuidar es más que un acto; es una actitud. Por lo tanto,  abarca más que un momento de atención, de celo y de desvelo». Implica la pasión por «aquella porción del mundo que reservamos para organizar, cuidar y hacer nuestro habitat».

En este precioso libro Leonardo reivindica la participación consciente y decidida del sujeto humano en la común empresa de mantener y restaurar la Tierra, la gran casa común.

 Evaristo Villar

55 Para leer 1

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*