¿De los gays, lesbianas, etc., puede salir algo bueno?

¿QUÉ NOS PUEDEN APORTAR DE POSITIVO LOS GAYS, LESBIANAS, BISEXUALES

Y TRANSEXUALES, CRISTIANOS/AS?

 

Juan Luis Pérez Martínez

Grupo Abrazos Diversidad Creyente, LGTBH Murcia

 Estimados/as hermanos/as, cuando se me planteó mo gay este trabajo con esta pregunta, pensé, en primer lugar:

1 Podemos aportar igual que toda persona heterosexual creyente, pues por encima de nuestra orientación sexual de gays, lesbianas, bisexuales o transexuales, somos personas cristianos/as, que amamos a Dios de todo corazón. (Al fin y al cabo, lo que nunca habló Jesús en la Biblia, por su paso por la Tierra, fue de homosexualidad, sino de nuestro corazón y nuestra relación con nuestro prójimo, de cómo los/as hemos tratado). Por ejemplo: el trato que tenían los judíos a los gentiles y samaritanos, que era totalmente nulo, y sin embargo ellos todos los días en el templo pensaban que lo estaban haciendo bien, tal y como ocurre por desgracia en el día de hoy en muchas iglesias o comunidades cristianas por todo el mundo, sean católicos o protestantes. Muchas veces, algunas de forma consciente, otras veces de forma inconsciente, independientemente de nuestra orientación sexual (hablo en forma general, incluido los heteros cristianos/as) a la hora de analizar las cosas de este mundo, nos levantamos como seres superiores, intentando juzgar el comportamiento de los demás (esto se llama falsa superioridad, que la Biblia en ningún lugar apoya), ya que el Juicio Divino si lo hubiera, de nuestros hechos, solo le corresponde a Dios como tal.

Volviendo al tema principal de la pregunta, las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales podemos aportar muchas cosas positivas, tanto dentro como fuera de la iglesia y en la sociedad actual en la que vivimos.

Dentro de la Iglesia Universal, que somos todos/as nosotros/as, cada vez que nos reunimos en su Nombre:

-Sensibilidad, ternura, empatía. Me diréis: “bueno pero eso también lo puede aportar cualquier persona hetero- sexual creyente”. Sin ninguna duda. Pero cuando desde dentro de la Iglesia, por nuestra orientación sexual, se malinterpretan textos bíblicos, sacándolos de su contexto, para interpretarlos de forma torcida y condenar nuestra orientación sexual, causando juicio, condenación, rechazo, desprecio, haciendo que muchas personas abandonen ante esta situación el hecho de acudir a sus parroquias libremente o llevando doble vida dentro de la misma. Siendo obligados/as a estar dentro del armario, si no quieren sufrir tal rechazo dentro de su propia comunidad. Cuando una persona sufre esto (poneros por un momento en ese lugar), suelen ocurrir dos cosas muy importantes en su vida, que le marcarán para siempre el rumbo:

A-Que sea tal el daño tan fuerte recibido, en su vida espiritual por tales mensajes, que opte por desgracia, ante su dolor profundo, por rechazar para siempre todo lo relacionado con la religión y por tanto con integrarse en cualquier comunidad cristiana. (Un alma perdida para siempre, a no ser que por la misericordia y el amor de Dios la rescate en su último momento).

B -Que sus profundas inquietudes espirituales le lleve a encontrar en nuestro país, España, grupos inclusivos de creyentes, en las principales capitales, donde son aceptados/as tal y como son, donde pueden seguir formándose en su fe, relación personal con Dios, alabándole y adorándole y aceptando a todos los demás, no con el juicio y la condenación sino bajo el espíritu en que el amor de Dios nos enseñó, “Amor incondicional al próximo”, sin ningún tipo de condiciones, “ponerse en el lugar del otro/a” tal y como nos enseñó Jesús. “Amarás a tu prójimo como yo te he amado”.

Muchas veces decimos que amamos a Dios, a veces con demasiada rapidez, que amamos a nuestro prójimo, pero ¿Cuántas veces rechazamos a nuestro prójimo, por uno o mil motivos? Nosotros/as queridos hermanos/as, también somos vuestro prójimo. Si decimos que amamos a Dios a quien no hemos visto, pero que despreciamos o rechazamos dentro de nuestros grupos o comunidades a personas *LGTB, algunas de ellas incluso con pareja estable, ya sea a través de Pareja de Hecho o Matrimonio Civil. ¿Amamos realmente a Dios, cumplimos con su voluntad?

2La sensibilidad, ternura, empatía, acogida, que podemos dar a personas que vienen a nuestros grupos del Área de Asuntos Religiosos de la *FELGLTB, y que podemos aportar a cualquier comunidad inclusiva de creyentes cristianos, se basa sobre todo en que es tal el rechazo, el sufrimiento recibido por desear seguir los caminos de Jesús, que nos ha hecho que nuestra fe, dentro de esa gran prueba, haya sido fortalecida, “Todo nos ayuda a bien”.

3Somos cristianos/as porque hemos visto pese a las dificultades impuestas y la incomprensión de algunos/as creyentes o Jerarquía, llamados/as a ser fieles a seguir amando y cumpliendo con el mensaje de amor de Jesús, porque nosotros/as, personas cristianas *LGTB también somos “Iglesia” cada vez que nos reunimos en su Nombre, le pese a quien le pese.

4Podemos aportar muchísimos Valores Humanos, ya que creemos que el primer defensor de los mismos y de los Derechos Humanos, fue Jesús, y esto lo podemos ver a través de su mensaje en la Biblia.

5Creemos que” Otra Iglesia es posible”, más democrática, inclusiva, abierta a la participación de todo el mundo, llena no solo de Valores Humanos, sino también dirigida por el respeto a los Derechos Humanos dentro de las mismas iglesias, sean protestantes o católicas.

-Para terminar quisiera que por un momento hiciéramos entre todos/as un simple ejercicio de visualización:

-Relajados/as y teniendo los ojos cerrados, pongámonos en el lugar de las personas *LGTB.

-Sintamos el mensaje de rechazo que reciben por todos los lados, tanto dentro de las iglesias o diferentes comunidades y resto de la sociedad que les rodea, su dolor, su sufrimiento innecesario debido al rechazo e incomprensión de los/as demás. Cuánto dolor y sufrimiento. ¿Dios nos llama a afligir al hermano/a o a amarlo/a?

-¿Cómo te sientes? ¿Puedes soportar ese constante juicio y condenación sobre tu vida, de aquellos/as que dicen que son tus hermanos/as?

-Si este ejercicio tan simple te ha hecho sentir que por encima de todo nos comprendas, que somos tus hermanos/as y que Dios nos ama tal y como somos, personas *LGTB de la misma forma que a ti, me alegro. Bendiciones para todos/as.

*LGTBH: Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales y Heteros.

*FELGLTB: Federación Estatal de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.