Redes Cristianas: Con las inmatriculaciones aún no se ha hecho lo suficiente.

Redes Cristianas: Con las inmatriculaciones aún no se ha hecho lo suficiente.

Junto a “Europa Laica” y a “Recuperando”, grupos cristianos denunciarán el atropello.

Por Luis Ángel Aguilar. @luigiaguilar.

Cuando Marx soñaba su nueva concepción del mundo, allá por la primavera del 1845 y prácticamente terminaba su Teoría Materialista de la Historia, escribió sus famosas “Tesis sobre Feuerbach”. Una de las más conocidas fue la última -la XI- que decía aquello de “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”; tesis que hemos recordado en Redes Cristianas cuando estábamos organizamos unas Jornadas sobre Inmatriculaciones.

Como llevamos ya tanto tiempo bregando por esta barbaridad histórica –legal por mor de los herederos del franquismo- pero injusta, antiética e inmoral, creemos que ya hemos teorizado bastante y que, aunque son numerosas las acciones realizadas hasta la fecha, ya no basta ni siquiera con ese paupérrimo listado de bienes inmatriculados.

Sin perder de vista la denuncia de las Acuerdos concordatarios del 79 entre la Santa Sede y el Estado español, publicaremos un Manifiesto -que entregaremos al propio Gobierno, a la Nunciatura y a la Conferencia Episcopal- exigiendo:

-al gobierno una “Ley de dominio público”, que proteja y recupere todo el patrimonio inmatriculado desde 1946,

-a la Iglesia católica, la reversión de todos los bienes inmatriculados por sus obispos, y

-a la sociedad española, su interés y movilización porque este tema -la recuperación del patrimonio público- nos afecta a toda la ciudadanía, creyente o no.

Atentos pues a la tercera semana de octubre (días 23 y 24) porque pensamos dar la nota y no sólo con unas mesas redondas donde participarán altos representantes de los tres estamentos implicados: Gobierno del Estado, Iglesia católica y sociedad (Movimientos, laicos, patrimonialistas, ciudadanos,…). A ver si -de una vez por todas- ponemos orden en ese despropósito por el cual la Iglesia Católica se ha apropiado vilmente (o ha inmatriculado) más de 100.000 bienes que no le correspondían.

1 comentario

    • María Asunción Villaverde el 8 agosto, 2022 a las 3:28
    • Responder

    Muy interesante que desde la propia iglesia se cuestione este expolio del patrimonio de todos llevado a cabo con tanto oscurantismo por parte de la jerarquía católica española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*