Colaboración: La rebeldía de los Pensionistas en Bilbao

Surge una concentración masiva y espontánea de pensionistas en Bilbao que dura ya catorce meses y que se manifiesta todos los lunes (ya sean laborales, festivos o puentes) de manera ininterrumpida delante del Ayuntamiento.

Goio Ubierna

Word Press

Pero lo más sorprendente es que la concentración tampoco se ha interrumpido durante las vacaciones del verano ni de las navidades. Los lunes levantan el ánimo y la ilusión de las personas mayores durante este largo período de tiempo, no importa que llueva, haga frío o calor; la plaza del Ayuntamiento se llena igualmente con 3.000 personas como mínimo.

Independencia de los partidos y sindicatos

No se admite ninguna representación política ni sindical. Se creó una coordinadora independiente en la que se participa a nivel personal. Ésta se reúne todos los miércoles y realiza propuestas a la asamblea de los lunes, al tiempo que se responsabiliza de la buena marcha y de los medios para su desarrollo, como megafonía, permisos, elaboración de escritos, convocatorias, etc.

Llegó el tiempo de la coordinadora

La intervención en la concentración es libre, pero necesariamente imparcial o independiente, pues de lo contrario surgen los pitidos y abucheos. La experiencia de tantos lunes ha delegado la buena marcha en la coordinadora, que tiene ya establecido un orden de intervenciones de algunos componentes que se reparten los puntos de máximo interés ya pactados. Ha llegado el tiempo en que la asamblea se siente bien representada y prácticamente no hay intervenciones espontáneas.

Deia

En un principio surgían los recelos o desconfianzas sobre quiénes estaban detrás de la convocatoria y qué pretensiones tendrían. Algún medio  de comunicación trató de boicotear y desmovilizar la lucha de los pensionistas informando sobre la posible utilización de alguna corriente política, facilitando la afiliación de algunos integrantes de la coordinadora. Se vivieron momentos de tensión ante la utilización de algunos símbolos o lenguajes, pero el respeto y la cordura se impusieron.

Yo diría que la asamblea ha madurado en la lucha e incluso ha adquirido experiencia política, a pesar de que no admita la proclama de siglas. Hay campos en los que los avances son muy destacados, por ejemplo en la igualdad y defensa de la mujer, en la solidaridad con los más desfavorecidos, en la defensa de los jóvenes, en la dignidad y derechos de los trabajadores, no sólo de los pensionistas. Cuando la asamblea pide una pensión mínima de 1.080 euros para mujeres y hombres, también pide un sueldo mínimo de 1.200 euros para los trabajadores y trabajadoras.

Pese a las elecciones, los ánimos están altos

Radio Nervión

Nada más iniciarse las concentraciones se convocó una manifestación que llenó las calles de Bilbao con unas 120.000 personas. Poco tiempo después se convocó otra manifestación que rondaba las 80.000 personas. Así se han ido sucediendo otras tres o cuatro manifestaciones más. Los ánimos están altos, a pesar de que ya se han expresado algunos proponiendo la supresión de las movilizaciones, quizás porque llegan las elecciones y no quieren presionar a sus políticos o por miedo a que puedan perder votos.

La asamblea está en contra de la privatización de las pensiones que capitalizan los Bancos, las financieras y las grandes corporaciones. Exige unas pensiones dignas y públicas. También pide la exención del IRPF, alegando que los trabajadores ya han cotizado durante su vida laboral por los sueldos recibidos y que la Pensión es un derecho por esos pagos ya cotizados a la Hacienda.

Reivindicaciones

Hay algunos que acusan a los pensionistas de egoístas, porque sólo aspiran a pedir más dinero. Eso es totalmente falso. Lo primero que los  pensionistas piden es una vida digna, lo segundo una pensión mínima de 1.080 euros para todos y todas, una vivienda adaptada a sus necesidades, una atención sanitaria adecuada y la cobertura de los derechos sociales y asistenciales para todas las personas mayores. Es muy importante la unidad y la lucha organizada para defender los derechos laborales y los salarios, las pensiones, las prestaciones sociales y los servicios públicos.

Denuncias

el correo

Se ha denunciado en muchas intervenciones la corrupción y la pasividad de los responsables políticos e   institucionales a la hora de concretar los derechos de los pensionistas. Hemos mantenido varias reuniones  con ellos y les hemos presentado nuestras demandas, que tienen alcance nacional e incluso internacional…

Y hemos gritado con rabia: «Jo ta ke, irabasi arte»; » Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden»; «Pensionistak aurrera»; » Esta batalla la vamos a ganar»…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*