VOCES DE MUJER EN LA SOCIEDAD

En nuestra sociedad y durante siglos, las diferencias biológicas no han sido las únicas que se han establecido entre hombres y mujeres. Sin embargo, ha habido otras diferencias como la fortaleza, la rebeldía, la sensibilidad, la dulzura o la sumisión a las que se le ha dado un lugar predominante, a pesar de que estas no eran más que culturales, y por lo tanto, aprendidas y pudiendo ser en cualquier otro sentido. Este año ofrecemos nuestra revista a esas voces de mujer que durante siglos han sido silenciadas y que a pesar de ello han tenido un papel fundamental en nuestro mundo. Por eso, este  número 70 de Utopía lo dedicamos a esas Voces de Mujer en la Sociedad.

 

            Vivimos hoy, como en otros momentos de la historia, una crisis mundial generalizada, que va desde los aspectos más básicos de la vida humana como la alimentación (donde miles de personas mueren de hambre al día) hasta el financiero (por el que familias enteras se quedan sin nada, mientras unos pocos se enriquecen más y más). Es en estas situaciones cuando se vislumbra más que nunca a la mujer como sustentadora y esperanza de nuestra sociedad, compartiendo la vida y esfuerzo con sus compañeros de viaje. Un ejemplo son las palabras de Enma Martín en 2002: “las mujeres son cada vez más estrategas de los proyectos migratorios en el seno familiar, invirtiendo su papel en los procesos de toma de decisiones”.

 

            Existe una tercera crisis mucho más sutil y sin embargo preocupante que es la de valores, donde cada vez más se prioriza el individualismo, la competitividad, el egoísmo… En este terreno, son muchas las mujeres que en su labor de educadoras promueven un cambio hacia esta utopía de otro mundo posible. Exponemos a los largo de todo este año, algunos ejemplos del mundo asociativo y del movimiento social, donde las mujeres junto con los hombres han sido protagonistas.

 

            Si recorremos la historia del ser humano, son muchos los nombres de mujeres que nos encontramos: filósofas como María Zambrano, científicas como Marie Curie, santas como Teresa de Jesús, teólogas como Dolores Aleixadre entre otras; pero son muchas más las que en todos los tiempos han quedado en el anonimato y sin embargo, han sido pilares básicos de la sociedad. En el mismo Evangelio, podemos leer como Jesús dijo a una mujer que lo ungía en Betania: “donde quiera que se proclame el Evangelio, en todo el mundo, te recordarán por tu nombre”; y a pesar de ello, es una más de esas mujeres cuyo nombre ha pasado al olvido, será una de esas tantas María, Eva, Lucía, Sofía, Victoria, Rosa, Ana… que tanto han hecho por cada uno de nosotros y nosotras.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*