Superemos el Miedo como Arma Política

 

Luis A. Aguilar

Que el miedo es, ha sido y será utilizado como arma política es algo de lo que no nos cabe duda. Que su uso como estrategia de manipulación la han utilizado los fascismos de manera eficaz para gobernar, oprimir y perpetuarse en el poder, tampoco.  Y que ése “miedo inducido” consigue desmovilizar cualquier disenso, desobediencia u oposición, haciéndonos creer que no hay otra solución, me parece que –en teoría al menos- también está fuera de dudas. Pero por si no estuviera tan claro, vamos a plantear algunas reflexiones y ejemplos.

¿Recuerdan cuando saliendo de la transición, y ante la posibilidad que el PSOE gobernara éste país, la derecha más rancia atemorizaba a los abuelos diciéndoles que perderían sus pensiones si ganaba Felipe González las elecciones? Claro que el PSOE andaluz también amenazaba con miedo si no les volvían a votar bajo la extendida cantaleta del “abuelos, que si no nos votáis perderéis la pensión, los parados se quedarán sin subsidio, a los jóvenes estudiantes les quitarán la beca y ¡pobres funcionarios!…”

¿Se acuerdan de cómo se traían los viejos fantasmas… …guerracivilistas de la quema de conventos y violaciones de monjas cuando Julio Anguita, con IU, subía en las encuestas?  O aquello de “si votáis a los rojos, nos van a quitar hasta las vacas…”? Ahora una edil valenciana, profetizaba nuevamente con una amenaza de futuro en esos mismos términos.

¿Y olvidaron ya la de infundios inventados a Pablo Iglesias,… Iñigo Errejón o Juan Carlos Monedero para sembrar el miedo a un posible gobierno de Podemos relacionándolo constantemente y sin una prueba con el terrorismo, el chavismo, el yihadismo,… ? ¡Si gobierna Podemos, nos quitarán los pisos, la economía se hundirá… ni por los grifos saldrá ya el agua…! Y todo ello acompañado de imágenes crispadas de un Pablo Iglesias para hacerlo parecer enfadado y terrible, de recursos permanente deformados, como lo de la cal viva, o manipulaciones mediáticas como ponerlo riendo –obviamente con imágenes de otro acto- en el minuto de silencio del parlamento por Miguel Ángel Blanco para presentarlo como insensible. Y, mira por dónde, en los ayuntamientos llamados del cambio donde está gobernando Podemos no sólo no ha pasado nada de esto sino que se está bajando la deuda, quitando privilegios a los magnates y gobernando para la gente.

Si antaño se recurría al oro de Moscú para generar el miedo al comunismo, el moderno recurso a la financiación de Irán o Venezuela les ha sido muy rentable a los medios del régimen, partidos del sistema y políticos mediocres para aterrorizar a la gente sobre Podemos, cuando el miedo únicamente lo tienen ellos a que se acaben sus corruptelas, chanchullos y privilegios. Hasta Barcina, asustaba diciendo que un resultado electoral adverso “podría derivar en la Alemania previa a Hitler”. ¡Lástima que demasiada gente ve la TV y éstos discursos del miedo calan demasiado!

Teoría del Shock

Hace ya tiempo que Naomi Klein nos lo dejaba claro en su brillante Teoría del Shock: …toda crisis –sea real o simplemente inducida- permite al poder de turno aplicar recortes y políticas de ajuste. El miedo inducido nos paraliza y así llegamos a dar por bueno lo que en otras circunstancias nos resultaría inaceptable.

Como dice José Luis Sampedro, el gobernar a base de miedo es eficacísimo. “Si usted amenaza a la gente con que los va a degollar, luego no los degüella, pero los explota, los engancha a un carro, les azotan… y dicen, bueno, por lo menos se dice eso que es tan grave: ‘virgencita, virgencita que me quede como estoy’. El miedo hace que no se reaccione, que no se siga adelante…  (Entrevista que Jordi Évole le hizo en su programa Salvados).  Si empieza usted con el shock, asustando a la gente muchísimo, luego les castiga un poco menos, y dicen ¡ay, menos mal, no nos han fusilado!” ¡Qué bien!  Y es el miedo que nos infunden todos los días en los periódicos, radio y TV.

También el papa Francisco

Y, recientemente, hasta el Papa Francisco advertía que el tener miedo a todo hace que no tengamos ni memoria ni esperanza… “No dejes que el miedo te paralice (…)  El pecado que paraliza al cristiano es la pusilanimidad. Es el pecado que hace que no tengamos memoria, esperanza, valentía y paciencia. Pusilánimes son “los que van siempre detrás, cuidándose a sí mismos, que tienen miedo de todo”.

Pero nunca debemos olvidar que el poder político siempre encontró en el miedo un arma eficaz para controlar las distintas alternativas de la oposición que pudieran suponer una amenaza a su régimen o establishment. El poderoso miedo es el arma que utilizan los estados como estrategia perfectamente planificada (algunos la llaman “estrategia de dominio de espectro completo”). El miedo inducido es uno de los elementos principales de esa estrategia que pretende inmovilizar a la población y provocar el falso sentimiento de que “no hay otra alternativa posible” ¿Recuerdan aquella viñeta de Perich en el Hermano Lobo de agosto del 1973? “¿A quién queréis –decía desde el púlpito el oligarca de turno-, a nosotros o al caos? ¡Al caos, al caos!, gritaba la masa enfurecida. Y respondía el capitalista de la pajarita: ¡¡¡Es igual, el caos también somos nosotros!!! Pues eso mismo.

En resumen:

  • ¿Cómo gestiona el miedo el poder político en los distintos aspectos de sus mensajes? Pues así, con los mass media controlados y manejando los hilos del sistema.
  • ¿Cuáles son las causas y consecuencias de este tipo de manipulación de masas? La paralización, el desánimo, la desmovilización social de la gente. Una sociedad conformista que anula el surgimiento de los movimientos alternativos en la defensa de los derechos perdidos y vulnerados. Una epidemia de individualismo e insolidaridad que se arropa en el «sálvese quien pueda». Y un sentimiento de resignación que recuerda del virgencica, virgencica…
  • ¿Cómo afrontar desde la ciudadanía estos mensajes viciados que tanto retienen nuestra reivindicación social? Pues uniéndonos. El miedo se combate contrastando la información, desenmascarando los infundios, analizando dónde nos quieren llevar y movilizándonos con quienes sufrimos las mismas consecuencias en lugar de ir cada uno a lo suyo, como quiere el poder, aislándonos y dividiéndonos.

(*) Luis Ángel AGUILAR MONTERO es miembro de CCP y de Redes Cristianas

Su blog: “La terca Utopía” https://luisangelaguilar.blogspot.com.es/

https://twitter.com/luigiaguilar @luigiaguilar*

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*