Si que hay alternativas

SÍ QUE HAY ALTERNATIVAS

 Si “Construyendo lo Colectivo” fue el lema sobre el que giró todo el año 2012 atreviéndonos a pensar, hablar, unirnos y actuar en la defensa de “lo público lo primero”, este año os propondremos otro lema en positivo. Así, frente al torticero discurso oficial del “No hay otra salida”, que actúa como excusa perfecta para derrumbar el estado del bienestar que mínimamente teníamos apuntalado, señalamos que

Sí que hay otras salidas.

Desde este consejo de redacción estamos convencidos de que existen esas alternativas tanto económicas como políticas, sociales o ecológicas. Y por ello los cuatro bloques que desmenuzaremos en este 2013 serán:

 “Hay alimentos para todas las personas

(lo económico),

 “Hay derechos sociales para todas y todos”

(lo ético),

 “Ni excluyentes ni excluidos” (lo político) y

 “Aceptando la diversidad”

(o el cuidado de la Tierra).

En el número que tienes en tus manos partiremos de que claro que hay recursos para todas las personas, pero que no puede ser –como indignamente nos traicionaron al cambiar sin consulta la Constitución– que lo que deba primar sea la deuda, ni el déficit, ni los mercados, ni las ayudas incondicionales a la banca, ni sus consiguientes recortes que condenan a la precariedad a millones de personas; como tampoco puede ser que, teniendo 5 millones de pisos vacíos en España, siga desahuciándose a cientos de miles de familias. Por eso tendremos que caminar hacia una más justa distribución de la riqueza, de las rentas y del trabajo; ir, en definitiva, hacia un reparto progresivo de las cargas impositivas y hacia el respeto de las personas, del medio ambiente, del medio rural…

Javier Domínguez nos sitúa en el error de bulto de este sistema perverso que sólo entiende de productividades y beneficios como fin último de esos bienes que hay para todas las personas y Antonio Zugasti nos traza algunas soluciones alternativas frente a las perversas ¿soluciones? de la austeridad, los recortes y la sacrosanta prioridad de la deuda. “Este perverso planteamiento por el que el esfuerzo de la economía debe dirigirse a la productividad, la competitividad y los beneficios, y no a satisfacer las necesidades de los ciudadanos, es la raíz de nuestros problemas y como prueba bastaría dos ejemplos tan dramáticos de este perverso planteamiento como son los desahucios y el paro”.

Nuevos retos sociales, como los problemas citados de las hipotecas impagadas, con el millón de firmas de su ILP, las alternativas éticas que nos plantea el Evangelio y diversas experiencias alternativas de mercado social, el consumo energético o la soberanía alimentaria que encontraréis en Vivir de otra manera, junto a la misma entrevista del “Colletero”, completarán esta nueva entrega con la que esperamos podáis seguir trabajando en las comunidades y grupos tal y como hacéis siempre, pues ahora, más que nunca, tenéis que seguir apoyando este nuestro medio de expresión que es UTOPÍA, aumentando si pudiéramos entre tod@s el número de suscripciones.

Otro bienestar es posible, ese puñado de libros actuales y sencillos de economía movilizadora para la nueva ciudadanía, unos enlaces para navegar por páginas de economía crítica que confirman lo que aquí vislumbramos frente al discurso oficial, junto a otras experiencias de nuestros grupos, comunidades y encuentros que no te dejarán indiferente.

Tómalo con calma, compártelo, ponlo en práctica, difunde y disfruta. Paz y Bien.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*