QUE SALTEN LOS CERROJOS DE LOS CIE

Luis Pernía (CCP Antequera)

  Otra manera de entender la convivencia en las ciudades es eliminar de ellas los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Que salten los cerrojos de los CIE.

Los CIE son lugares de dudosa legalidad, pues desde sus orígenes se han caracterizado por un gran déficit democrático en cuanto a su constitución y un gran déficit jurídico en su desenvolvimiento. En el corazón de nuestras ciudades, los CIE se han convertido en centros desde donde cada día nos llegan noticias de incendios, de violencia, de indefensión y de muerte, en definitiva, de sufrimiento humano de las personas cuyo único delito es haber salido de su tierra en busca de una vida mejor.

En nuestro país son nueve centros y sus fines son retener a la persona inmigrante en estos lugares mientras se supervisa su expediente de cara a la expulsión del territorio nacional. Es decir, mientras se sustancia el expediente administrativo y la ejecución de la medida de expulsión. Son más de veinte años de historias de sufrimiento humano, ya que los Centros de Internamiento de Extranjeros son creados con la primera Ley de Extranjería, la Ley Orgánica 7/1985 del 1 de julio sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y consolidados en Ley orgánica 4/2000.

A Grace la encontraron muy enferma en una patera, víctima del despiadado negocio de la trata. Durante su primer mes de internamiento, no recibió tratamiento médico alguno. Ashia comenzó un día a sangrar profusamente, pero tardaron una semana en atenderla. Tras practicarle un aborto la devolvieron al centro. A Lliana la separaron de su marido nada más llegar, pero lo que más la angustió fue que le arrebatasen a su bebé de 18 meses durante casi una semana.

Por desgracia, estas historias no son ficción. Cada año, miles de hombres, mujeres y niños se enfrentan a condiciones similares en los nueve “Centros de Internamiento para Extranjeros” (CIE) que operan, a menudo sin control judicial, en nuestro país. La actual Ley de Extranjería exige al gobierno la adopción de medidas para regular los CIE y garantizar un trato digno a las personas internadas, pero después de 20 meses, el tema sigue en punto muerto. Ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina, una gigantesca protesta ciudadana podría forzar a nuestros dirigentes a comprometerse públicamente a tomar medidas inmediatas en la próxima legislatura.

No permitamos la existencia de estos siniestros “Guantánamos” en nuestro país. Unamos nuestras voces a las de 400 organizaciones en todo el país y enviemos a los líderes de todos los partidos políticos un mensaje atronador imposible de ignorar. Firma ahora la petición pidiéndoles que se posicionen claramente contra la criminalización de los inmigrantes y por el fin de la represión en los CIE, y nuestro mensaje será entregado directamente a los partidos y a través de destacados medios de comunicación, e iremos publicando el nombre de los partidos que vayan sumándose a este llamamiento.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*