Para leer: El Evangelio es profano

Carlos Escudero Freire,

 Ediciones El Almendro

 Carlos Escudero Freire, licenciado en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, perteneció a la Congregación Salesiana y fue profesor de Nuevo Testamento en centros teológicos de España. En Jerusalén y bajo la dirección del P. Benoit elaboró en L’Ecole Biblique su tesis doctoral sobre la cristología de la Anunciación en San Lucas. El curso 1976-77 lo pasó en Roma, terminando de escribir su libro “Devolver el Evangelio a los pobres”, publicado por Editorial Sígueme de Salamanca, en 1978.  También ha publicado “Jesús y el poder religioso” (Nueva Utopía 2003) y “Jesús, novedad radical” (Bubok, 2009). Ya jubilado de su labor docente comparte su experiencia de fe en la Comunidad Santo Tomás de Aquino.

En el libro que comentamos, partiendo de un estudio minucioso del Evangelio completado con una extensa bibliografía, Carlos Escudero desmonta la “sacralización” que la institución de la Iglesia católica hace del mensaje de Jesús. Todo ello está expuesto con una prosa clara y una muy buena estructura de los diferentes capítulos del libro. Los títulos de los dos primeros ya avanzan claramente los plenamente logrados objetivos del libro: Lo sagrado y lo profano en la historia de la humanidad (Cap. I) y en el evangelio (Cap. II). Hay un trasfondo en todo el libro que resalta que lo profano está en la autonomía de la persona en su relación con la realidad que lo rodea y con la que se relaciona; y ello es la antítesis de lo sagrado.

El amplio apartado que el autor dedica a las bienaventuranzas (Mt 5,3-10) profundiza en que el contexto de las mismas se mueve claramente en el terreno de lo profano, de lo secular, de la vida normal de la gente.

En uno de los últimos capítulos, Dios y su relación con los seres humanos, se desmonta la actitud tan actual de los que creen que se ama a Dios con rezos, sacrificios y actos de culto cuando realmente dicho amor se mide por el amor y ayuda al prójimo y en el límite al amor a lo perdido, lo desdichado, lo despreciado…

En las conclusiones se nos muestra cómo en la base del Antiguo Testamento lo sagrado ha sometido, marginado y dañado al ser humano. Frente a ello, el reinado de Dios del NT pregonado por Jesús, no se ha manifestado en lo sagrado sino en lo profano, en la vida normal de la gente. En nuestro tiempo, el poder sagrado que se arroga la Iglesia jerárquica sigue causando un daño irreparable a la causa de Jesús de Nazaret.

Todo ello lleva a Carlos Escudero a dedicar el libro, con afecto, al Papa y a la Jerarquía eclesiástica, para que, a imitación de Pedro, inicien el lento proceso de dejar el judaísmo y convertirse al Evangelio.

Luis Ibáñez


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.