Movimientos Antisiste´micos

Este taller surge en Madrid en los primeros meses de 2007 a partir del taller, con el mismo nombre,  que participó en el Encuentro de Movimientos Sociales de Madrid, de abril de 2006. Desde un principio, el taller se crea como un espacio de debate a partir de la confluencia de intereses de los asistentes.  A una primera reunión preparatoria le siguieron tres reuniones de debate abierto acerca de temas propuestos en las anteriores. Es importante destacar que no había ningún objetivo en estas reuniones más allá de la puesta en común de las opiniones de los participantes acerca del tema de las redes asociativas que se oponían a la lógica del sistema dominante. Esto dio lugar a debates muy libres, carentes de presiones,  puesto que no se estaba obligado a sacar ningún tipo de conclusiones.

Desde un principio se creo un clima de colaboración y conciliación, donde se supo primar sobre todo lo que teníamos en común. Estas ideas no sólo se comentaron sino, lo que es más importante, se pusieron en práctica. La diversidad y pluralidad de los que hemos venido participando nunca ha sido una barrera para converger en nuestros intereses comunes, olvidándonos de los protagonismos.

Los debates posibilitaron, en mi opinión, tres cosas:

  1. Se establecieron unos mínimos de entendimiento. A la hora de trabajar en grupo es indispensable la disposición de cada uno de los individuos, conscientes de que es bueno pensar diferente. Es necesario que aprendamos a converger con y en la diferencia. Lo importante es ser coherentes con estas ideas en nuestros actos.
  2. Marco de la situación actual, especialmente en la ciudad de Madrid. Análisis del contexto en el que nos movemos y de las posibilidades de actuación. Se buscó la valoración tanto en negativo como en positivo, pero desde un punto de vista que nos permitiera seguir progresando, evitando caer en  errores pasados.
  3. Perspectivas de actuación. Ser conscientes de que somos parte de los movimientos sociales no acaparando el discurso, abiertos a críticas, buscando crecer dentro de la complejidad y la diversidad, no olvidando nuestras propias contradicciones ya que estamos igualmente inmersos en el sistema que criticamos. También se hizo hincapié sobre la idea de continuidad y persistencia,  puesto que no se pueden desarrollar redes en profundidad si no se cuenta con mucho tiempo.

En todo momento se valoro el debate como medio formativo y de intercambio de información, de la misma manera se destacó que para construir es necesario llevar a la práctica, no se puede quedar todo en el análisis abstracto. Mediante la construcción de procesos de acción conjunta aprendemos a implicarnos en la calle y a derribar obstáculos que se nos presentan para trabajar juntos.

Tras el verano de 2007 el taller de movimientos antisistémicos se volvió a reunir. En esta reunión no hubo debate sino que surgió la idea de impulsar el Foro Social Mundial en Madrid como respuesta al llamamiento internacional para una jornada de acción global el 26 de enero de 2008. En coherencia con los planteamientos del taller se presentaba una oportunidad de pasar a la acción, que posibilitaba poner en práctica todo lo anteriormente dicho y no quedarnos sólo en palabras. La experiencia se ha llevado con exquisita horizontalidad, de abajo arriba y a las órdenes siempre de las asambleas decisorias que entre todos hemos decidido hacer. Más de 70 colectivos de Madrid han participado y la evaluación del FSM08Madrid ha sido muy positiva. Habrá que seguir trabajando para que la articulación de los movimientos antisistema se potencie en el futuro.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*