LOS LECTORES OPINAN

Paco Cristino

 El número de Utopía que tienes en las manos hace el número 50 de esta revista de cristianos de Iglesia de base. El consejo de redacción ha considerado que es ésta una circunstancia oportuna para pedir a los lectores de la revista, tanto a personas concretas, como a comunidades en general, sus opiniones sobre qué les parece la revista Utopía. Para que la contesten las comunidades hemos preparado una encuesta con preguntas muy elementales, pero que pueden servirnos muy bien para darnos a conocer vuestras opiniones y, si las hubiere, vuestras sugerencias, lo que redundaría en beneficio de revista y lectores.

 LAS COMUNIDADES

De las comunidades consultadas, han tenido a bien trasladarnos sus respuestas:

 •          Comunidad de Santo Tomás de Aquino – Madrid.

•          Comunidad de Vanguardia Obrera – Madrid.

•          Comunidad Óscar Romero – Madrid.

•          Coordinadora de C.C.P.- Zaragoza.

•          Comunidad Torrero 1 – Zaragoza.

•          Comunidad Vedruna Rondilla – Valladolid.

•          Comunidad Cristiana de Jóvenes -Valladolid.

•          Comunidad Kerygma – Logroño.

•          Comunidad Emaús- Logroño.

•          Comunidades Cristianas Populares – EuskalHerria.

•          Comunidad de la parroquia de Ntra.Sra. de Guadalupe – Madrid.

•          Comunidades Cristianas Populares – Murcia.

•          Comunidades Cristianas Populares de Granada, Sierra Sur de Sevilla, Loja, Comarca de Ronda, Málaga y Antequera; 

•    Comunidades Cristianas de La Calzada y El Biblio – Gijón.

•          Comunidad Otra Voz de la Iglesia – Madrid.

•          Comunidad de San Ambrosio- Madrid.

 RESPUESTAS DE LAS COMUNIDADES

 1. ¿Desde cuándo conoces la revista?

La mayoría de las comunidades que han contestado a la encuesta conocen Utopía desde que se inició su publicación o desde hace muchos años. Esto hace que se le pueda otorgar crédito fidedigno para enjuiciar la trayectoria de la revista y aceptar las opiniones vertidas.

2. ¿La utilizáis individual o colectivamente?

La respuesta más generalizada es que Utopía se usa individualmente, aunque, a veces, algún artículo, incluso algún número completo de la revista, se analiza y discute colectivamente. Cuando algún artículo tiene interés general, se pasan fotocopias a los amigos. Se suele comentar también en reuniones de formación.

3. ¿Qué os aporta?

Siguiendo la iniciativa en sus respuestas de alguna comunidad, podemos enumerar las aportaciones de Utopía objetivándolas en las funciones realizadas:

•          Función teológica: reflexionando sobre temas de actualidad eclesial.

•          Función formativa: con los artículos de fondo.

•          Función informativa: poniéndonos al día sobre el estado de las comunidades, de los movimientos de la Iglesia de base y de las nuevas opciones que ello conlleva.

•          Función orientativa: con el análisis de la realidad o del mundo en que vivimos.

•          Función crítica: sobre «otra Iglesia» a la que queremos pertenecer.

•          Función testimonial: presentando la vida de las comunidades y «fotos» del movimiento comunitario.

•          Función experiencial: acercando las experiencias de las diversas comunidades a las propias experiencias.

•          Función pedagógica: usándose la revista como material para la lectura, pues se lee con gusto y no es una revista «pelmaza», sino ágil y sencilla.

•          Función utópica: manteniendo en los lectores la tensión de la utopía en la práctica diaria, mediante experiencias personales o comunes provocativas o estimulantes.

•          Función evangélica: ayudándonos la revista a mantener el ánimo como creyentes supeditados a la fidelidad al evangelio.

•          Función social: recogiendo de forma ágil y diversa problemas sociales que están en la calle.

4. ¿Qué sugerencias haríais para mejorarla?

Las sugerencias efectuadas han sido abundantes y variadas, señal de que todo es mejorable, incluso la «Utopía». Están tomadas tales cuales se expresan por las comunidades.

•          Recoger más las voces desde pueblos pobres.

•          Cuidar más la administración; a veces no nos cobran y tenemos que avisarlo.

•          Acudir a comités y comisiones que trabajan en este campo.

•          Hacer el formato de la revista más regular, archivable y regularizado.

•          Cuando llevas la revista a una reunión o en el metro tienes la impresión de ir cargado.

•          Un cierto relevo en sus «ideólogos», más aportación femenina, más pluralidad en el Consejo de Redacción.

•         Su contenido nos merece un juicio positivo.

•          Nos gusta como está.

•          Se echan de menos flashes de noticias de los que somos P.P.C.: quiénes somos, qué hacemos, cuáles son nuestras batallas, etc.

•          Abrirse a otros colectivos que no sean I.B.

•          Figurar un apartado de noticias positivas que nos alegren, nos ayuden y con las que reforzar caminos de esperanza.

•          Presentar frentes de transformación de la realidad, que a largo plazo se puedan apoyar, dada la periodicidad de la revista.

•          Que haciendo honor al nombre de la revista presente temas «utópicos».

•          Entrar más en temas de formación teológica.

•          Hay demasiado peso específico de lo social- contextual.

•          Debería insistir más en actividades de denuncia prácticas y concretas.

•          Incluir una sección a modo de agenda que recogiese actos, actividades, direcciones de Internet, música, películas, etc. que, dentro de la Iglesia de base, fuera útil a los más jóvenes.

•          Volver a tomar el tema de la página de Internet de la revista, que está totalmente abandonado, y seguir con ella actualizándola.

•          Se debería publicitar mucho más la revista Utopía.

5. Otras cosas que queráis aportar.

Mucho de lo aportado en esta pregunta tendría más cabida en la pregunta anterior, pues están formuladas a modo de sugerencias. Sin embargo, respetamos el lugar de la pregunta en que fueron ubicadas.

•          Aveces, la brevedad de los artículos los hacen algo superficiales, sin llegar a profundizar lo suficiente en las situaciones.

•          En alguna ocasión el embalaje ha sido defectuoso.

•          Utilizar la vía informática, Internet, para difundir temas puntuales y que inviten a buscar la revista de papel, donde la información estará más completa.

•          Esfuerzo para una mayor difusión.

•          Vía correo electrónico que difunda el índice.

•          Nos gustan los diseños de las portadas. El hecho de que los números sean monográficos ayuda a ver más ampliamente un tema.

•          Gracias por vuestro trabajo.

•          Se echa en falta temas desde la realidad plural y diversificada de los diversos pueblos y regiones.

•          Explicar de manera sencilla y clara los elementos que puedan incidir en los movimientos que trabajan por «otro mundo es posible».

•          Convendría una sección informativa más amplia sobre actividades del movimiento de base cristiano e interreligioso.

•          En algunas ocasiones, pudiera parecer un poco reiterativo que los cuatro números del año versen sobre el mismo tema.

 PERSONAS CONCRETAS

 «La revista me parece buena desde aquí, como testimonio vivo de nuestras comunidades comprometidas. Pero desde los comités de solidaridad con Latinoamérica y África, vivimos una cercanía con grupos, iglesias locales, comunidades de base, donde se respira unos aires más proféticos, testimonio de resistencia y lucha hasta el martirio, por apostar por la Vida y la Justicia. Acercarnos a esas realidades, mover nuestra compasión hacia ellos, cuestionar nuestro modo de vivir tan instalado, desde esas situaciones concretas, por experiencia de nuestros grupos, puedo decir que nos saca bastante de nuestro «eurocentrismo». Notamos falta de testimonios desde esas realidades de «iglesias locales» del Sur, que nos abra horizontes.»

LORETO REY

«Utopía es una revista libre, no clerical ni clericalizada, que en su modestia y, juntamente con otras, en este invierno eclesial del posconcilio Vaticano 11, sigue adelante por los caminos que el concilio abrió. Prenuncia una primavera que alguna vez empezará. Es una semilla de mostaza.»

JOSÉ M` DÍEZ ALEGRÍA

«Conozco la revista Utopía desde su fundación y la leo con gran interés, incluso la utilizamos en la comunidad, tomando sus temas como base de trabajo. Veo en ella libertad de expresión, dejando claro que no se trata de opiniones de la editorial, y habitualmente se hace con buenas formas y respeto. Es como un aire fresco, que toca temas de actualidad, desde una visión muy realista y comprometida. Seria bueno aportar experiencias de personas que trabajan en el Tercer Mundo, ocuparse de los colectivos de inmigrantes e incluir ideas y reflexiones sobre otras iglesias.»

PILAR CRIADO

«Recibí con ilusión el número o de Utopía porque veía en ella un proyecto cargado de esperanza, para alentar la solidaridad profética y vigorizar el proceso comunitario que hiciera posible «otra Iglesia». Mi felicitación y agradecimiento para quienes habéis conseguido hacer historia con esta utopía comunicativa. La utilizo personalmente y, para mí, es una forma de expresión viva de intercambio y diálogo. Utopía es un testimonio escrito de tiempos nuevos y de nuevos valores, tal como son vividos y practicados cada día en la base de los barrios y las comunidades de creyentes.»

FÉLIX PLACER LIGARTE

«Utopía es un punto de referencia del movimiento comunitario, muy importante en cuarto a contenidos, doctrina, proyección, abrir caminos y marcar, en cierto modo, la identidad del movimiento comunitario. La revista es también, como materia de trabajo, un referente necesario útil y práctico. Utopía se presenta como una ventana a las experiencias de otros sitios, un intercambio de comunicación y una ayuda que nos abre horizontes nuevos.»

GABRIEL ABELLÁN,

Coordinador de Comunidades Cristianas de Base  de la Región de Murcia.

«He leído todos y cada uno de los números de Utopía. Lo que más me gustó cuando la conocí fue el nombre Utopía, por lo que tiene de permanente mirada al futuro y de propuestas de alternativas. Me parece un excelente observatorio de iniciativas e ideas nuevas y un ejemplo de creatividad, incluso visual, por la cuidada presentación de cada artículo.

Otra de las cualidades de la revista – quizá abría que colocarla en primer lugar- es la libertad. Yo que tanto valoro la libertad y que siempre me defino como «teólogo libre», me identifico con ella por su libertad, pero no por la libertad neoliberal e individualista, sino por la libertad liberadora -permítaseme la unión de estas palabras que abre los horizontes de la libertad a quienes se los niega el liberalismo. Ad multos annos.»

JUAN JOSÉ TAMAYO, teólogo.

«Los contenidos me suponen una constante profundización en la vivencia de mi fe cristiana. Encuentro en Utopía un impulso más hacia el compromiso social, encaminado a lograr un mundo más justo y fraterno, por ser coherente y fiel con el mensaje de Jesús.»

MANUEL HEVIA CARRILES

«Deseo agradecer a quienes trabajáis para que Utopía llegue puntualmente a nuestras casas y a quienes con sus colaboraciones hacen posible que llegue cargada de vida y de contenido.

Desde sus comienzos me ha parecido un vehículo muy válido para mantener en comunicación a tantos grupos y personas como los que buscamos y perseguimos esa UTOPÍA QUE LLAMAMOS EVANGELIO. La multiplicidad de aportaciones de tipo testimonial me parece una de las grandes riquezas de esta publicación.

Las secciones de más contenido ideológico o de reflexión son de una gran ayuda para construir y ampliar perspectivas iluminadoras que enriquezcan nuestro caminar. La mirada hacia temas candentes de la actualidad a través de comunicaciones o la orientación hacia lecturas concretas, son importantes puntos de referencia para retos que, de otra manera, a veces, se nos quedan olvidados.

Gracias de nuevo a quienes hacéis posible esta revista.

RAMÓN ALARIO

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*