Las vacaciones comunitarias

Una alternativa al exotismo estival

LUIS ÁNGEL AGUILAR MONTERO

Tailandia o Cancún, Riviera Maya o china, Capadocia o Estambul, Egipto o La Habana… ¡Pues no! En la Comunidad del Olivo de Albacete va a hacer 29 años que iniciamos una forma diferente de vivir las vacaciones juntos y en comunidad. No necesitamos ni tours operadores, ni agencias de viaje. Nuestro querido Ramón Roldán aportó unas reflexiones y el Espíritu puso lo demás. El resto, a hacer las maletas cada verano.

La Oliva

Quiero ser otro, con vosotros, en contacto con la naturaleza y estando Jesús en medio

Así descubrimos una fórmula que ha dado –y sigue dando- muy buenos resultados aunque no coticen en bolsa. Austeridad, descanso, diversión, fe y vida compartidas, … eran las bases por las que tod@s optábamos durante quince días en los que todos éramos iguales, hacíamos los mismos turnos de cocina o limpieza y pernoctábamos en idénticas tiendas de campaña. En definitiva, unas vacaciones que servían de medio para comunicarnos con más ocasiones y profundidad que el resto del año, para vivir nuestra fe de una manera más festiva y para buscar los momentos de gozo con la naturaleza, compartiendo experiencias con las personas queridas. Primero fue la albaceteña sierra de Alcaraz (Peñascosa) y después en la costa castellonense (Alcoceber). No fallamos sino un año porque nos denegaron la solicitud.

Hace 10 años nos planteamos que esta “transfiguración” no la debíamos disfrutar solos, por lo que abrimos la experiencia a otras comunidades y amigos que quisieran compartir esta filosofía. Las colchonetas se trocaron en colchones y los sacos en sábanas; las letrinas en servicios y las literas camas; los campamentos en albergues, conventos o casas de espiritualidad, … ¡Que los años no pasan en balde y ya no están nuestros huesos para el suelo –me decían Matilde y Ana–! … pero la experiencia continúa.Estercuel

Así llegaron Candeleda en Gredos, Lliria en Valencia, Arroyo de la Sierra en Yeste,  Albacete, Estercuel en Teruel, Ramallosa en Galicia, La Vid en Soria, Carrión de los Condes en Palencia o Santo Tomás en Avila este mismo verano, como nuevos escenarios. Ahora, cada edición, es una comunidad o coordinadora la que prepara las vacaciones del año siguiente y la experiencia sigue siendo valiosa y valorada.                                                                                                  Estercuel

Desde  luego que quien prueba, repite. Poneros en contacto con vuestra coordinadora más cercana o con alguien de CCP si queréis apuntaros para el

Ramallosapróximo verano. También hay otras opciones similares, así desde la Comunidad del Olivo de Albacete, preparamos, en la 2ª quincena de julio, otros diez días de vacaciones más playeras, en una casa de espiritualidad en la Torre de la Horadada (Alicante) y solemos tener plazas libres.

Un saludo fraternal.

Ramallosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*