La fe y la estafa

52 pg 33Enrique de Castro Ediciones del Quilombo, Madrid 2004 

Se trata de un libro que nace desde la fe y la experiencia personal contextualizada: “aquí hemos aprendido a luchar los chavales de la calle, los inmigrantes, las madres, antes con los insumisos a la mili, ahora con los okupas, los parados o los que viven en los pasadizos subterráneos de la ciudad”. En este contexto, Enrique descubre las profundas razones del conflicto que enfrentó a Jesús con las instituciones de su tiempo (la ley, el tempo, el sábado) y que acabaron llevándole a la muerte. El conflicto se ha trasladado hoy al interior de la Iglesia. Desde le siglo iv, la Iglesia ha venido desvirtuando los gestos de Jesús, que liberaban desde la autoafirmación de la persona, en ritos y símbolos de poder de la institución: el “tu fe te ha salvado”, de Jesús se ha convertido en manos de la Iglesia, en “obedéceme a mi y Dios te salvará”.

El libro, escrito con una gran intuición y frescura, es una denuncia radical de todo intento de domesticación y secuestro del Jesús de la historia. Pero más firme, aún si cabe, es la apuesta de Enrique  por el seguimiento de una forma de vivir de Jesús totalmente nueva y liberadora que derriba todo poder y dignifica a la persona: “a eso llamo resurrección. En la búsqueda de un sitio para vivir, un trabajo para salir adelante o la creación de empleo, en los achuchones y fiestas por la consecución de algún pequeño triunfo, en la superación de algunos de nuestros miedos, en la aceptación de nuestras diferencias y en los pequeños pedazos de utopía realizada, nos hemos ido dando cuenta de que la vida es posible y más fuerte que quienes intentan quitarla”. La lectura de este libro te deja una cierta sensación de autenticidad evangélica.

                                                       Evaristo Villar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*