Experiencias cooperativas

CCP (Antequera)

      No cabe duda que vivir de otra manera en el contexto de “otro socialismo es posible”, implica valorar las experiencias cooperativas. Este es el caso del Centro de Formación Profesional “Nuestra Señora de los Ángeles” de Málaga, situado en la barriada obrera de Carranque.

      Esta experiencia cooperativa se inicia hace más de treinta años, cuando un grupo de profesionales laicos que trabajaban en esta entidad dedicada a la Formación Profesional   regentado por religiosas, deciden seguir con el centro una vez que las religiosas decidieron dejarlo.

      Su manera de orientar el centro formativo es según la figura de las empresas de economía social. Se trata de una forma específica de hacer empresas que tiene comportamientos dinámicos y ágiles desde una incuestionable presencia en la sociedad. La economía social aparece a finales de los años 70 en España como vía alternativa a las formas tradicionales de empresa, motivada por el grave deterioro del empleo y la profunda crisis económica que se vivía en aquellas fechas. En la economía social el trabajo es el principal capital de los socios, que lo aportan como base y garantía primera para la constitución y el desarrollo de la empresa.

      Las  líneas maestras de su filosofía son la centralidad del valor de la persona, la democracia y participación en el funcionamiento, la solidaridad como elemento catalizador, el respeto en las diversas áreas de participación y  la contribución de lo socios en la gestión.

      Es un centro de formación mixto con más de 400 alumnos y alumnas, en el que se imparten los ciclos de Grado Medio y Superior (ramas sanitaria, administrativa,  y de comercio). Destacan siete módulos con entidad propia: Farmacia (ciclo medio), Administración y Secretariado (ciclo medio), Dietética (ciclo superior), Administración y Finanzas (ciclo superior), Enfermería (ciclo medio) Administración de empresas turísticas (ciclo superior) y Comercio (ciclo medio).

       La plaza de la calle Virgen del Rocío, del barrio de Carranque, se sigue llenando todas las mañanas de las risas y de las ilusiones de los centenares de jóvenes que acuden al centro de formación Nuestra Señora de los Ángeles, donde el talante cooperativo de sus educadores  da alas a un proyecto educativo de profundo calado social.

Vivir 66_7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*