EL TREN DE LA MEMORIA

Documental dirigido por Marta Arribas y Ana Pérez

Producciones La Iguana 2005

En 1961 dos millones de españoles y españolas salen del país en busca de trabajo en Alemania, Suiza, Francia, Bélgica, Holanda… Las condiciones son penosas. Josefina, ya jubilada, 45 años más tarde, coge el tren en Málaga camino de Nuremberg y recuerda aquel primer viaje que hizo con veinte años en compañía de otras treinta muchachas jóvenes en aquel tren de emigrantes lleno de hombres morenos, pobres, muy pobres, con aquellas viejas maletas, muchas de madera, atadas con una guita, que huían, como ella y las otras treinta mujeres, de la miseria, en busca de trabajo. Josefina trabajó cuarenta años en Nuremberg. Allí se encuentra con su amiga Marina, a punto de regresar también ya jubilada y con sus compañeros y compañeras Virginia, Pedro, Albertu… que recuerdan aquellos tiempos y visitan las fábricas donde trabajaron y los barracones donde vivieron, ahora abandonados o con animales. Recuerdan las luchas por los derechos de los emigrantes, los proble­mas de adaptación, la nostalgia, el desprecio de los na­tivos, los problemas de la crisis del 73, cuando expul­saron a muchos y otros se volvieron ya hartos…

Nos parece un documental imprescindible por dos motivos: porque es bueno recordar lo que dice la Bi­blia: «ACUÉRDATE DE QUE TÚ TAMBIÉN FUISTE EMI­GRANTE EN TIERRA EXTRANJERA» en estos momentos en que la sociedad española trata en la crisis a los ex­tranjeros incluso peor de lo que nos trataron a nosotros en la crisis del 73. También porque una experien­cia de mujeres que sacaron adelante a sus hermanos y a sus padres y ayudaron a levantar el país y siguen ayudando con sus pensiones no debe faltar en un nú­mero dedicado a mujeres y economía.

Lo podéis encontrar en tiendas de discos, como la FNAC y si no lo tienen, que lo encarguen a produccio­nes La Iguana, Oasis PC o Carneo.

Lo venden por 17 euros junto a otro documental im­portante: Lágrimas rojas, sobre los prisioneros españo­les republicanos en Mauthausen.

Javier Domínguez

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

*