EL CENTRO DE INTERNAMIENTO DE MÁLAGA:

23 AÑOS DE HISTORIAS DE SUFRIMIENTO HUMANO Y UNIÓN EN LA LUCHA

 Adela Jiménez Villarejo

Presidenta de Málaga Acoge y miembro de CCP Antequera

 No me llames extranjero,

Traemos el mismo grito,

El mismo cansancio viejo

Que viene arrastrando el hombre

Desde el fondo de los tiempos,

Cuando no existían fronteras,

Antes de que vinieran ellos,

Los que dividen y matan,

Los que roban, los que mienten,

Los que venden nuestros sueños…

Ellos son los que inventaron

Esta palabra…”extranjero”

                               Rafael Amor

El día 20 de junio de este año se cerraba el Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga tras 23 años de luchas, de denuncias, de sufrimiento humano de las personas cuyo único delito era haber salido de su tierra en busca de una vida mejor.

El cierre del CIE puede considerarse como una victoria de la sociedad civil. Un logro de un amplio grupo de organizaciones y entidades sociales pero también de multitud de personas que han trabajado incesantemente para que no olvidásemos la existencia del CIE, pero sobre todo, para que se entendiera el sufrimiento de las personas allí internadas a las que, recordémoslo, sólo les faltaba un papel: habían cometido una mera infracción administrativa.

De ahí el título del libro “Centros de Internamiento de Extranjeros: Cárceles Encubiertas”. Escrito por miembros de la Plataforma de Solidaridad de los/las inmigrantes de Málaga, Luis Pernía Ibáñez, José Luis Rodríguez Candela y Gabriel Ruiz Enciso; y en el que además de hacer una cronología que repasaba la existencia del CIE de Málaga, profundizaba en las historias de sufrimiento que se han vivido en estos años.

El Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga era conocido como Centro de Capuchinos, por estar situado en el barrio del mismo nombre y en el ruinoso edificio  del conocido como Antiguo Cuartel de Capuchinos. Cuando en 1989 pasa a ser el CIE, el estado del edificio ya es lamentable y amenaza ruina. En 1991, un año después de su creación, el agravamiento de la situación y las dificultades de las personas inmigrantes llevaría a diferentes organizaciones sociales que ya llevaban años trabajando con inmigrantes, a aunar esfuerzos creando la Plataforma de Solidaridad con los/las inmigrantes con diversas organizaciones: Málaga Acoge, CCOO, UGT, CEAR, Secretariado Diocesano de Migraciones, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Asociación de Mujeres Progresistas “La Mitad del Cielo” y ASPA.

A partir de ese momento podríamos decir que comienza nuestro trabajo en red. Se van uniendo otras muchas asociaciones, como Médicos del Mundo, MPDL, Malaika, La Liga Malagueña de la Educación y la Cultura Popular. Así como algunas asociaciones de inmigrantes, estando entre ellas por supuesto la Coordinadora de Inmigrantes de Málaga.

Se comienza a trabajar conjuntamente en los diversos temas que van apareciendo ya que el fenómeno de la inmigración y la nefasta gestión de la misma por parte de los políticos, ajena a todo respeto por los derechos humanos, desbordaría a las organizaciones continuamente. Esto hace que se inicien las denuncias y las luchas, las concentraciones y las manifestaciones no sólo por las condiciones infrahumanas que sufren las personas inmigrantes, vejaciones, falta de atención sanitaria, pérdida de derechos, mala alimentación… y hasta en algún caso, sedación a inmigrantes para su expulsión y una  denuncia de abusos sexuales a internas sino también, por el aspecto deplorable del edificio, como hemos dicho anteriormente, amenazaba ruina.

Este trabajo en red se va desarrollando y va aglutinando a amplios sectores de la sociedad; algunos partidos políticos, fiscalías, Defensor del Pueblo Andaluz y del Estado que van presentando sus denuncias e investigaciones. Así como Amnistía Internacional, Humans Rights Watch o el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa.

No podemos olvidar que aunque se ha cerrado el CIE de Málaga, siguen funcionando otros ocho centros; y que no solamente nuestro trabajo ha ido encaminado a luchar por el cierre del CIE de Málaga sino que lo hemos hecho por el cierre de todos. Y esto nos ha llevado a trabajar más unidos con otras organizaciones.

Nuestra vinculación a MIGREUROP, la organización euroafricana que denuncia la vulneración sistemática de derechos fundamentales en los CIE y de la que forman parte Andalucía Acoge, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), SOS Racismo y ACSUR Las Segovias elaboran conjuntamente un informe: “CIE, DERECHOS VULNERADOS” que se presentó en Málaga con motivo de la semana de los Derechos Humanos y del Día Internacional del Inmigrante. El informe fue fruto del trabajo realizado con la visita a cuatro centros: Málaga, Algeciras, Madrid y Barcelona.

En junio de 2011, un  total de 356 entidades de toda España y cerca de 3.000 personas se unen a la campaña promovida por la Plataforma “Que el Derecho no se Detenga a la Puerta de los CIE”, en la que se reclama el cierre de todos los Centros de Internamiento de Extranjeros. A las que meses más tarde se unieron unas 40.000 firmas más a través de una campaña lanzada por la plataforma AVAAZ.

Destaco un párrafo del manifiesto que se presentó en la campaña y que muestra la necesidad de mayor implicación de toda la sociedad en las políticas migratorias de nuestro país:

“La sociedad civil no puede ser excluida del proceso de elaboración del Reglamento que regulará el funcionamiento de estos espacios donde miles de personas permanecen detenidas por no tener su situación administrativa regularizada. Son nuestras vecinas y vecinos, parte importante de una sociedad en la que no cesaremos en nuestro empeño de que sean respetados los derechos de las personas, independientemente del lugar donde hayamos nacido”.

Somos conscientes de que hay que unir todas las sensibilidades sociales para que salten los cerrojos de todos los Centros y se cierren para siempre.

Desde tantas y tantas organizaciones, entidades y miles de personas nos hemos “atrevido a unirnos” para luchar y denunciar la existencia de estos Centros que han sido protagonistas de múltiples incidentes y violaciones de derechos humanos.

Ojalá la sociedad civil siga consiguiendo victorias y un día cercano estos Centros sean un borrón en la historia de los derechos humanos en España.


Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

*