DECLARACIÓN DEL ENCUENTRO INTERNACIONAL FE Y TERRITORIOS

46 personas provenientes de Brasil, Ecuador, Colombia, Canadá y Escocia estuvimos reunidas del 25 al 27 de septiembre de 2015 en la Escuela Nacional Florestan Fernandes del MST, en Guararema, Sao Paulo, Brasil, en el encuentro Fe y Territorios: “La fuerza de la fe en la acción directa de defensa de los territorios”.

Somos indígenas, afro-descendientes y mestizos, lideresas y líderes de comunidades que resistimos y construimos propuestas desde la base; representantes de organizaciones eclesiales de diversas denominaciones y organizaciones acompañantes y solidarias. Nos une la indignación por la injusticia y el compromiso de construir un mundo mejor en el cual convivamos en armonía social y ambiental en los territorios.

Compartimos casos específicos de comunidades indígenas, negras y campesinas afectadas por la minería, agro-industria, obras de infraestructura y víctimas del acaparamiento de tierras. Sentimos el dolor de la madre tierra en los testimonios de las víctimas de empresas transnacionales y de gobiernos que pretenden imponer a nuestros pueblos su modelo de desarrollo destructor de las vidas del planeta. Manifestamos nuestro repudio a un sistema que pone los intereses económicos y el derecho a la propiedad por encima de la vida humana, de los animales, de los bosques, de los mares, del agua, de las plantas. Mostramos nuestro rechazo a la práctica de los estados de promover un modelo de desarrollo destructivo, basado en la falsa idea de que el extractivismo es la única fuente de riqueza.

Compartimos también y nos inspiramos mutuamente en las experiencias exitosas de acciones directas no violentas en la recuperación de los territorios en Brasil, Ecuador y Colombia. Ese recurso de los pueblos ha sido empleado en momentos en que los estados, basados en aparatos de justicia inoperantes, niegan el derecho efectivo al goce y disfrute de los territorios y ampara los intereses de las empresas nacionales y transnacionales que acaparan los territorios en favor de su mercantilización. La vida humana, la vida de los animales, la vida de todas las especies nos ha empujado a cruzar la línea estrecha que niega el disfrute de los derechos para conquistarlos de manera directa.

En el encuentro nos ha inspirado la teología de los pueblos indígenas, donde los espíritus del agua, del viento, del bosque, de los ríos, de la montaña nos animan a la protección de la  madre tierra. En esta rica teología nuestro Dios es una mayordoma creadora de todo, ella es una diosa femenina, inspiradora y protectora.

Constatamos con dolor la destrucción de la religiosidad africana tras años de imposición de otras religiosidades, pero vemos con esperanza la recuperación que algunos afrodescendientes vienen haciendo de sus raíces religiosas, donde también la divinidad es femenina y se revela en todas las cosas.

Insistimos en la necesidad de volver a las fuentes del Nuevo y Antiguo Testamento donde Dios está comprometido con los empobrecidos, con la justicia distributiva, en la que la tierra es entendida como un don suyo, como una herencia que no puede ser acaparada, destruida ni mercantilizada. Desde esa profunda convicción, la verdadera teología tiene que basarse en el amor y la solidaridad con los empobrecidos, los excluidos y las víctimas.

Estamos construyendo un pensamiento y práctica donde el saber teológico de los pueblos víctimas del modelo económico del libre mercado capitalista dialoga con el saber teológico de quienes, con los pies en la tierra, con su apoyo directo, vital, desde su quehacer teológico profesional, se comprometen con las causas de la defensa de los territorios y no legitiman el poder dominante que genera exclusión, pobreza y muerte.

En el encuentro nos fortalecimos en nuestros compromisos con la acción directa, articulada. La defensa de los territorios es una lucha solidaria e internacional en la que queremos articular nuestros esfuerzos entre los países participantes y otros, incluyendo al pueblo de  Palestina, como también todas las resistencias y propuestas en los territorios urbanos de nuestro continente y otros lugares del planeta.

Asumimos los siguientes compromisos:

 

  • Fortalecer el trabajo de base, con reflexión política y análisis de la realidad del capitalismo con los nuevos elementos que lo estructuran.
  • Participar de manera solidaria en acciones directas de base. La próxima acción agendada es la peregrinación frente a la militarización en el Cacarica, Chocó, Colombia en febrero de 2016.
  • Proponer adelantar el 5o Encuentro Fe y Territorios en alianza con las redes Iglesia y Minería, y SICSAL-Oscar Romero, en la ciudad de Medellín, Colombia, para el año 2018 con ocasión de la conmemoración de los 50 años de la Conferencia de Medellín que revitalizó la opción por los empobrecidos.
  • Profundizar en las espiritualidades diversas de los pueblos afrodescendientes, indígenas y cristianos desde las diferencias y similitudes, fundamentalmente en los elementos que inspiran la defensa, el uso, goce y disfrute de los territorios desde las comunidades.
  • Ser coherentes en nuestros encuentros, así como en las comunidades, con el consumo orgánico y el manejo de desechos.
  • Promover en niñas, niños y jóvenes del campo y la ciudad el cuidado de la tierra, el arraigo a los territorios como posibilidad de sobrevivencia de todas las vidas en el planeta, la recuperación de la tierra como don de Dios para todas y todos.

 

 

Guararema, São Paulo – Brasil, 27 de  septiembre de 2015.

 

Subscribimos,

 

Asociación de Familias de los Consejos Comunitarios del Curvaradó/Colombia

 

Asociación de víctimas del estado, Inzá, Cauca/Colombia

 

Asociación de Cabildos Indígenas del Valle del Cauca Región Pacífico –ACIVA/Colombia

 

Conselho Nacional de Igrejas Cristãs – CONIC/Brasil

 

Consejo Comunitario del Bajo Naya/Colombia

 

Coordenadoria Ecumênica de Serviço, CESE/Brasil

 

Centro de Direitos Humanos Maria da Graça Braz/Brasil

 

Comissão Pró-Índio de São Paulo/Brasil

 

Centro de Direitos Humanos Santa Catarina/Brasil

 

Centro de Formación de Misioneras Indígenas del Ecuador/CFMIE

 

Centro de Apoio e Promoção da Agroecologia, CAPA/Brasil

 

Christian Aid/Colombia

 

Christian Aid/Brasil

 

Comissão Pastoral da Terra – CPT – Nacional/Brasil

 

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz/Colombia

 

Comité Dorothy Stang/Brasil

 

Comunidade Indígena Novo Xingu – Rio Grande do Sul/Brasil

 

Comunidad Vida y Trabajo La Balsita – Dabeiba/Colombia

 

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – CONPAZ – Colombia

 

Comunidades de Autodeterminación, Vida, Dignidad del Cacarica – CAVIDA/Colombia

 

Comunidades de Base Movimiento Comunero, Jacinto Quiroga – Bolívar Santander/Colombia

 

Comunidades de Base Movimiento Comunero, Barbosa – Santander/Colombia

 

Conselho de Missão entre Povos Indígenas – COMIN/Brasil

 

Conselho Indigenista Missionário – CIMI – SP/Brasil

 

Contexto/Bolivia

 

Defensa y conservación del medio ambiente de Junín Ecuador/DECOIM

 

Fundación Pueblo Indio de Ecuador

 

Familia reclamante de tierras de Mapiripán, Meta/Colombia

 

Fundación Misioneros por la Vida/Colombia

 

Igreja Povo de Deus em Movimento – IPDM – SP/Brasil

 

Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra – MST – Brasil

 

Rede Igrejas e Mineração/Brasil

 

Resguardo Indígena Alto Guayabal, Jiguamiandó, Chocó – CAMERUJ/Colombia 

 

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad Óscar Romero – SICSAL

 

SICSAL Luis Espinal/Bolivia

 

SOA Watch: Close the School of the Americas, USA

 

The Church of Scotland, Broughton St Mary’s Parish Church, Scotland

 

Zona de Reserva Campesina de la Perla Amazónica – Putumayo/Colombia

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*