Comunicado: MOCEOP en contra de la guerra de Ucrania y de todas las guerras

MOCEOP en contra de la guerra de Ucrania y de todas las guerras.

Desde MOCEOP (Movimiento por el celibato opcional) denunciamos, como ya han hecho otras muchas entidades y personas, la guerra en Ucrania, provocada por la invasión de Rusia y sus continuos ataques desde tierra, mar y aire, no sólo contra instalaciones militares, sino también contra hospitales, escuelas y edificios civiles que ha provocado ya el exilio  de más de 3 millones  y medio de personas y unos 7 millones más en desplazamientos internos y la muerte  de  muchísimas personas, rusas y ucranianas.

Tomado de El Pueblo de Ceuta

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano y exigimos a las autoridades rusas que pongan fin a esta locura y redoblen sus esfuerzos para poder llegar a una solución negociada, razonable para las partes. Sentimos el fallecimiento de tantas personas en  los dos bandos; desde aquí nuestras condolencias a sus familiares.

Una guerra que, como dice el papa Francisco “es una locura”, una “guerra repugnante y sacrílega”. “No existen guerras  justas, no existen” o como diría Julio Anguita: “No hay guerras justas ni injustas, sólo hay malditas guerras”. No hay ninguna justificación para esta guerra que nos retrae a siglos pasados, pues pensábamos que ya nunca más volveríamos a tener que sufrir en el corazón de Europa el horror de una nueva guerra.

Con el papa Francisco también decimos: “la sangre y las lágrimas de los niños, el sufrimiento de las mujeres y los hombres que defienden su tierra o huyen de las bombas sacude nuestra conciencia”.

Condenamos la acción criminal  del presidente ruso  Putin y creemos que  debe ser llevado al Tribunal Penal Internacional para responder de sus crímenes de guerra.

Pero al mismo tiempo que condenamos a Rusia y a sus dirigentes también queremos decir que éste no es un hecho aislado, sino que otros estados, especialmente EEUU, también han provocado en otros países guerras injustas y sangrientas donde la población civil, como ahora la ucraniana, han sido sus principales víctimas.

En este sentido denunciamos la manipulación de muchos  medios de comunicación que no informan con honestidad y veracidad sobre éste y otros conflictos bélicos. Nosotros rechazamos esta guerra en Ucrania, una guerra televisada en directo, quizá por producirse en Europa, pero también rechazamos otras muchas guerras, olvidadas por los medios, como en Siria, Yemen, Somalia, Sudán del Sur,  Libia, Malí, Nigeria, Camerún, Mozambique, Myanmar,  Sáhara o Palestina., entre otras.

Valoramos muy positivamente  la acogida rápida de la U.E  a tantísimos refugiados, pero también decimos que no debe haber refugiados de primera, de segunda o de tercera categoría. Todos los seres humanos tienen los mismos derechos, también los africanos o del Oriente Medio que huyen de otras guerras, del hambre y de la miseria y que arriesgan su vida para tratar de llegar a Europa. Una Europa que debe tener con ellos la misma acogida que están teniendo con los ucranianos.

Nuestra civilización no podrá tener futuro si lo que domina es el lucro, la avaricia, el afán de poder y el imperio del dinero por encima de todo, pues es ese sistema el que provoca estas guerras que sufren los inocentes.

Como creyentes en Jesús de Nazaret, estamos a favor de la paz, de las relaciones fraternales y justas entre personas y pueblos y anhelamos un mundo más igualitario donde los más pobres sean objeto preferente de la acción política para que puedan llevar una vida más digna viviendo  en PAZ.

MOCEOP (Movimiento por el celibato opcional)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*