Comunicado: Intolerables declaraciones del Arzobispo de Granada

Juan Cejudo

De nuevo el polémico y ultraconservador arzobispo de Granada D. Javier Martínez ha vuelto a hacer declaraciones, no sólo polémicas, sino de posible ilegalidad, que podrían ser llevadas a los tribunales.

En su homilía del 4 de Julio en la Catedral arremete duramente contra las recién aprobadas leyes de eutanasia y ley trans diciendo cosas como éstas: «La ley de eutanasia y ley trans son inicuas y en cierto sentido criminales», suponen «una ofensa a la razón humana». «Estamos en el camino de una tercera dictadura porque se imponen leyes que van contra el bien común». «La ley trans convierte el sentimiento en categoría jurídica» y equipara dicha actitud al «sentimiento de superioridad de la raza aria» que condujo a la legislación del nazismo y que «dio lugar a millones de muertos».

«Quien ha nacido hombre será siempre hombre y quien ha nacido mujer será siempre mujer le pongan las hormonas que le pongan o le hagan las operaciones que le hagan».

No nos extrañan estas terribles declaraciones. Ya hace años comparó el aborto con el holocausto y dijo «que los nazis no eran tan repugnantes». Publicó en su diócesis el libro de la periodista italiana Constanza Miriano titulado «Cásate y sé sumisa», por el que tuvo que intervenir la fiscalía y el Ministerio de Sanidad mandó retirar el libro.

De las feministas dijo que «sufren patología» y que son «torpes y cortas».

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada han difundido un Comunicado de prensa en contra de las declaraciones del arzobispo titulado: «Sr. Arzobispo no ofenda a la vida. Ud. no puede representar a la Comunidad de Jesús» y que se puede acceder desde el enlace

Y es cierto. Jesús no habló para nada de la homosexualidad. No criticó a los homosexuales. La actitud de Jesús era de acogida con todos, de misericordia con todos.

¿Cómo puede decir este obispo que estas leyes son en cierto sentido criminales»? ¿Son criminales quienes las han aprobado en el Parlamento? ¿Está acusando de criminales a los diputados que la aprobaron? Me parece demasiado fuerte decir ésto y podría incluso este arzobispo verse de nuevo sentado en el banquillo de los acusados como ya estuvo hace algunos años.

Este tipo de obispos no se guían por el evangelio de Jesús. Los creyentes debemos rechazarlos de plano. No nos sentimos representados por ellos en absoluto.

Cuánta falta haría que en España se nombraran obispos que fueran realmente pastores «con olor a oveja», como dice Francisco, cercanos al pueblo, dialogantes con todos, preocupados por los problemas  que sufre el pueblo: la falta de empleo, la falta de vivienda, los excluidos del sistema…para intentar aliviarles su sufrimiento como hacía Jesús…

Estos obispos están obsesionados por el poder, por una moral trasnochada y caduca, por el dinero, por el prestigio, por ejercer su autoridad con gran celo y por una espiritualidad evasiva, que no es verdadera espiritualidad…

Mi más firme rechazo a estas declaraciones desafortunadas e intolerables.

Cádiz 7 de Julio de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*