Comunicado: Franco en la Almudena

Los restos de un dictador no deben estar ni en un templo, ni en una cripta.

El Evangelio y las víctimas no admiten complicidades.

 Publicamos el comunicado de Redes Cristianas  asumiendo su contenido

Ante la innecesaria polémica en torno a si se deben inhumar (no exhumar) los restos de Franco en la Basílica de la Almudena y las -a nuestro juicio- desacertadas declaraciones del Cardenal Osoro, desde Redes Cristianas queremos hacer pública ésa “Otra voz de Iglesia” que se opone a que los restos de un dictador sean enterrados en un templo, no solo por violar las propias leyes vaticanas interpretando torticeramente el Derecho Canónico, sino por el grave valor simbólico de enterrar  a quien causó tanto dolor y violó los derechos humanos más elementales, en connivencia con gran parte de una Iglesia y un régimen nacionalcatólico.

De las muchas razones de sentido común que podríamos argumentar bastaría rechazar éste enterramiento –ya sea en un templo o en una cripta cristiana- tan sólo para favorecer la reconciliación entre españoles y españolas así como para desvincular, de una vez por todas, a la Iglesia Católica del franquismo y del funesto nacionalcatolicismo anterior.

No vale decir –Sr. Osoro- que la Iglesia  “acoge a todas las personas”  porque un dictador como Franco no es un bautizado más, y la inhumación de sus restos en un templo católico generaría más división y escándalo  que en el mismo lugar del que ahora se aprueba su exhumación. Sería más que probable que,  al estar en el centro de Madrid y en una zona eminentemente turística, se convertiría en un lugar de visita y homenaje, que además de fomentar el odio y la división en la ciudadanía, sería ilegal por ir contra el espíritu y la norma de la ley de Memoria histórica.

Esta pretensión de la familia Franco, no se justifica ni desde la ética, ni desde la axiología más elemental, ésa que habla de los valores cristianos y se enraíza  en el amor como único mandamiento que heredamos de Jesús. Porque es el Amor  justo lo contrario a la violencia, las desapariciones, las muertes violentas, las fosas comunes, o la guerra civil que son precisamente los “logros” de éste dictador. Desde el evangelio tenemos derecho a preguntarnos si una forma de vida así, objetivamente mirada, ¿puede ser considerada como cristiana?.

No nos gusta una Iglesia que sigue apostando y en connivencia con una forma de hacer política que no solo no es entendida por muchísima gente, sino que se vincula a una ideología neoconservadora y a una ultraderecha antisocial y cavernícola que está muy lejos del evangelio y de la orientación más progresista del Papa Francisco. Para una sociedad, ya de por sí muy secularizada, esto sería una losa más que achacar a la Iglesia, que herirá la sensibilidad de la inmensa mayoría de la buena gente que existe en este país.

Si ante los avaros mercaderes que tomaron el Templo, la entrada de Jesús fue con látigo, hasta los pilares (y criptas) del Templo seguro que los derribaría de cometerse ésta felonía. Porque ni el Evangelio, ni las víctimas admiten complicidades con el dictador. Paz y Bien.

Dado y firmado por la Coordinadora estatal de Redes Cristianas el 3 de Octubre de 2018

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Juan Cejudo en 4 noviembre, 2018 a las 15:36
    • Responder

    NO COMPARTO LA POSTURA DEL VATICANO Y DEL CARDENAL OSORO, SOBRE LA POSIBILIDAD DE ENTERRAR A FRANCO EN LA ALMUDENA. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

    La Iglesia, como siempre, quiere lavarse las manos sobre la posibilidad del entierro de Franco en la Almudena.
    En la entrevista que la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo tuvo con el 2º de a bordo del Vaticano, Monseñor Parolín, parecía que se había llegado a un acuerdo, para que la Iglesia no autorizara ese entierro en la catedral madrileña. Así lo dijo a los medios la vicepresidenta.

    Pero inmediatamente hubo un comunicado oficial del Vaticano desmintiendo esta versión del Gobierno y diciendo que, aunque no se opone a la exhumación , no se pronunció sobre el lugar donde debería ser trasladado y  vería bien que el Gobierno y la familia Franco hablaran para buscar un entendimiento.
    Ésto coincide con las postura del cardenal Osoro, quien dijo que la Iglesia no podría oponerse al entierro en la catedral, si la familia así lo quería, pues todos los bautizados tienen los mismos derechos..Además la familia había comprado varias tumbas al haber contribuido económicamente en  sufragar las obras de la catedral….
    No comparto para nada esta postura. La Iglesia no puede aceptar enterrar en la catedral a un dictador que tanto daño hizo a tantas personas. ¿Autorizaría el Papa enterrar a Videla en la catedral de Buenos Aires? La Iglesia no puede arriesgarse a que la Catedral de la Almudena sea lugar de peregrinación de nostálgicos franquistas para exhaltar al dictador cada dos por tres.

    Ya está bien de tanto lavarse las manos, para al final querer dar la razón otra vez a Franco.
    ¿No comprende la Iglesia que ya durante el golpe militar del 36 tomó abiertamente partido por el bando golpista y por los sectores derechistas en contra del legítimo gobierno republicano? ¿Va a seguir cometiendo el mismo error en pleno siglo XXI? ¿Otra vez apoyando el franquismo?
    Comparto lo que dice el teólogo Juan José Tamayo en su artículo que recomiendo:
    http://www.redescristianas.net/el-santo-sepulcro-del-dictadorjuan-jose-tamayo-teologo/
    Por otra parte, la Iglesia no tiene en cuenta nunca lo que pensamos muchísimos cristianos de a pie que públicamente nos hemos manifestado en contra de esa posibilidad de que Franco sea enterrado en la Almudena.
    Los cristianos de base de Asturias, las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, Redes Cristianas, MOCEOP, las Comunidades Cristianas Populares de Valencia y otros muchos colectivos cristianos y no pocos teólogos de reconocido prestigio y cristianos de a pie, hemos sacado nuestros comunicados de prensa o artículos de opinión, contra esta hipótesis que esperemos no se haga realidad. ¿La Iglesia no escucha a nadie?

    Si al Vaticano y a Osoro no les  importa, debe ser el Gobierno quien actúe, no permitiendo que el dictador Franco pueda ser homenajeado por sus adeptos en la Catedral.
    No creo que un templo sea el lugar idóneo para ese tipo de manifestaciones de carácter ultraderechistas, que pueden provocar enfrentamientos con otros muchos colectivos y grupos contrarios a ese enterramiento en la catedral.
    Al Vaticano y al Cardenal Osoro me gustaría pedirle mucha mayor firmeza para no consentir este tipo de actuaciones tan nefastas para la convivencia y reconciliación de los españoles.
    Ya está bien de lavarse las manos como Pilatos.

  1. En mayo de 1939 I, terminada la guerra, Pio XII dirige un mensaje a España en el que alaba a Franco y afirma: “La Victoria (de Franco y los franquistas), ha sido una victoria de la fe contra el ateismo”
    En l941 se firma un convenio de la Santa Sede con Franco por el que Franco designa al obispo que será investido, de una terna previamente consensuada con la Santa Sede.
    En 1953 se firma en concordato.
    Franco ha sido seguramente el Jefe de Estado más alabado por los Papas, (sobre todo por Pío XII), por los Nuncios (sobre todo Antoniutti) Por los Cardenales de la Curia, (Ottaviani, Tedeschini…) por los obispos españoles (Pla y Daniel, Vizcarra, Herrera Oria, Arriba y Castro, Quiroga Palacios, Buero Monreal, Olaechea…) que le metían bajo palio, como a la Hostia Consagrada, en la Iglesia.
    A cambio Franco da cargos políticos a los obispos y privilegios sin cuento. Había Obispos en las Cortes, nombrados por Frnco. El cargo civil más importante, que tuvo un Obispo fué el de Presidente del Consejo de Estado, que debía asumir la jefatura del Estado en caso de muerte de Franco y nombrar al sucesor. Este Presidente era el Arzobispo de Toledo, con poderes civiles como en la edad media.
    Franco ha sido y todavía es el hijo predilecto de la Iglesia.
    Y os extrañais de que le entierren en la Almudena. Yo creo que es que sois muy jóvenes y no sabéis lo que pasó. Yo voy a cumplir 90 años y me acuerdo muy bien.

    • Javier Domínguez en 19 octubre, 2018 a las 15:08
    • Responder

    Yo creo que todo está ya acordado entre la familia Franco, La Iglesia, el PP, y el PSOE, que se ha comprometido ya a mirar para otro lado. Artículos como este son buenos porque expresan una utopía a la que no vamos a llegar.
    Por si alguno se ha olvidado copio algunas lindezas de la carta pastoral de los Obispos de 1936, Firmada por todos menos el vasco Múgica y el catalán Vidal Y Barraquer. todavía vigente porque el Episcopado no lo ha retirado.
    “Siendo la guerra uno de los azotes más tremendos de la humanidad, es a veces el remedio heroico, único, para centrar las cosas en el quicio de la justicia y volverlas al reinado de la paz.
    Por eso la Iglesia…bendice los emblemas de guerra, ha fundado las órdenes militares y ha organizado cruzadas contra los enemigos de la fe”.
    “La guerra es como un plebiscito armado…La lucha blanca de los comicios de 1936 por las urnas, se transformó, por la conciencia cívico militar en la lucha cruenta de un pueblo partido en dos tendencias, la espiritual del lado de los sublevados y de otra parte la materialista, llámese marxista, comunista o anarquista, que quiso substituir la vieja civilización de España con todos sus factores , por la novísima civilización de los soviet rusos”.
    “Tiene toda guerra sus excesos; los habrá tenido sin duda el Movimiento Nacional; nadie se defiende con total serenidad de las locas acometidas de un enemigo sin entrañas.
    Los excesos sin duda fueron cometidos por error o por gente subalterna.”

    “El Movimiento Nacional ha determinado una corriente de amor a la patria…como el amor patrio, cuando se ha sobrenaturalizado con el amor a Jesucristo, toca las cumbres de la caridad cristiana, hemos visto una explosión de verdadera caridad.”

  2. Gracias a ti, Laura. La verdad es que sólo comunidades eclesiales de base de Gijón o de Madrid, , MOCEOP, CCP de Sevilla y del estado español, Foro de Curas de Madrid, … y Redes Cristianas (con Utopía adhiriéndose) han sido las voces oídas y razonadas en contra de esta barbarie. Al final, si no salen masa voces o les mete un gol el ES, tan solo habremos cambiado el lugar de peregrinación de los fascistas españoles, jaleados por la ultraderecha más neocons y exaltada que nunca. L.A.

  3. Me parece muy interesante estas publicaciones que dan testimonio de una fe cristiana que se desdice y se aparta de la línea conservadora, pero que a su vez es la más popular y más conocida en nuestra sociedad. Muchas gracias por este comunicado y por vuestra labor.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*