Carta de apoyo al papa Francisco

Querido hermano Francisco:

Sirvan estas líneas, escritas desde La Rioja española, para testimoniarte con ellas todo nuestro apoyo. Son ya varios años de ataques directos hacia tu persona provenientes de algunos sectores de la Iglesia que no están de acuerdo con que intentes que la Iglesia sea coherente con los valores del Evangelio, que luche por la justicia con los pobres, que sea crítica con un sistema económico que “mata” y destruye a los sectores más desfavorecidos y también el medio ambiente. Tampoco soportan que te esfuerces para que exista transparencia en la Iglesia, incluidas las finanzas vaticanas, que promuevas cambios importantes, necesarios y urgentes en la Curia romana, que exijas tolerancia cero a la pederastia y que busques un claro compromiso con los descartados de la sociedad: los pobres, los inmigrantes, los sin techo ni hogar ni alimento…

No te quepa hoy la menor duda de que millones de creyentes y no creyentes en todo el mundo sufrimos y nos indignamos al conocer las gravísimas acusaciones que realizó sobre ti el arzobispo y ex nuncio en Washington, Carlo María Viganó, por haber encubierto supuestamente al Cardenal Mc. Carnick, acusaciones sin fundamento publicadas en la prensa dentro de una campaña de desprestigio que algunas personas  de la Iglesia Católica mantiene contra ti, nuestro Papa. Se producen cada vez de modo más descarnado, buscando conseguir que tires la toalla, que se produzca tu dimisión. Para ello cuentan con poderosos medios, entre los que se encuentran una serie de sitios web desde los que continuamente te atacan difundiendo noticias falsas sobre ti.

Por supuesto, nos parece legítimo expresar justificadamente todos los desacuerdos doctrinales, así como los cambios realizados que contradigan el mensaje evangélico o los derechos humanos, pero nunca será honesto ni ético atacar a la persona, cuya dignidad está por encima de cualquier otro valor; las ideas o conductas se valoran, pero las personas son sagradas. Los seguidores de Jesús de Nazaret, independientemente de la ideología y de la imagen de Iglesia que se tenga, no podemos protegernos tras unas estructuras de poder y de privilegio.

Por todo ello, nos sumamos a la importante reacción de apoyo hacia ti, nacida tanto en el seno de la Iglesia como fuera de ella, y nos adherimos a esa gran corriente de solidaridad contigo, para que sientas todo nuestro aliento a la hora de conseguir esas reformas en la Iglesia, tan necesarias como imprescindibles. Nos atrevemos, además, a pedirte que no desfallezcas en tu esfuerzo, que esas reformas sean todavía más profundas, sobre todo en el ánimo de democratizar la Iglesia abriéndola a los laicos en las tomas de decisiones, abriéndola también a la participación de la mujer en total igualdad con el hombre, para que, entre otras cosas, ésta pueda, también, asumir responsabilidades en la Iglesia al máximo nivel. Así mismo, deseamos, del mismo modo que tú, que la Iglesia se desprenda de muchos de sus bienes para ser una Iglesia más pobre y asuma un mayor compromiso hacia los sectores más desfavorecidos de la sociedad, luchando con valentía para denunciar un mundo injusto que debemos transformar a la luz del Evangelio. En resumen, nos gustaría una Iglesia fundamentalmente profética y menos cultual.

Gracias por tanto, gracias por todo. Recibe de corazón nuestro abrazo fraternal en Cristo.

 Logroño, diciembre de 2018.

                Coordinadora de Comunidades Cristianas de Base de Logroño. La Rioja, España.

2 comentarios

  1. Estimados compañeros de Logroño, estoy totalmente de acuerdo con esta carta de apoyo al Papa Francisco. Estoy convencida que su Vida es un regalo para los seguidores de Jesús, en la Iglesia y para toda la sociedad. Queremos un mundo mas justo y solidario, donde cada día haya más personas que puedan vivir en libertad y con dignidad.
    Un abrazo

    • Javier M. Andrade
    • Javier Andrade en 13 diciembre, 2018 a las 22:55
    • Responder

    Estimadas compañeras y compañeros, con Cristiano de Base y gay no me siento identificado para con las últimas declaraciones de Francisco sobre la Homosexualidad, por lo que siento no estar de acuerdo con apoyar la labor de Francisco.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*