Reflexión. La Ética en la Política actual

Xavier M. Andrade

Xavier M Andrade

La relación entre ética y política en la actualidad no deja de ser tensa y peligrosa, ya que esta última introduce un fuerte relativismo moral.

La política es una actividad orientada en forma ideológica a la toma de decisiones de un grupo para alcanzar ciertos objetivos. También puede definirse como una manera de ejercer el poder con la intención de resolver o minimizar el choque entre los intereses encontrados que se producen dentro de una sociedad.

La utilización del término ganó popularidad en el siglo V a.C., cuando Aristóteles desarrolló su obra titulada justamente “Política”. El término proviene de la palabra griega polis, cuyo significado hace alusión a las ciudades griegas que formaban los estados donde el gobierno era parcialmente democrático. Cabe señalar que es en esta cultura donde intenta formalizarse esta necesidad humana de organizar la vida social y los gobiernos desde tiempos ancestrales.

Definiciones clásicas apuntan a definir la política como el “ejercicio del poder” en relación a un conflicto de intereses. Son famosas las definiciones fatalistas de Carl Schmitt de la política como juego o dialéctica amigo-enemigo, que tiene en la guerra su máxima expresión; o de Maurice Duverger, como lucha o combate de individuos y grupos para conquistar el poder que los vencedores usarían en su provecho. También está Max Weber, que define la política estrictamente en función del poder.

Una perspectiva opuesta contempla la política en un sentido ético, como una disposición a obrar en una sociedad utilizando el poder público organizado para lograr objetivos provechosos para el grupo, y desde esta definición plantearemos nuestra reflexión.

Relación entre ética y política

  1. Nociones previas

La Ética.

La ética es una rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. Requiere la reflexión y la argumentación. El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía en la Antigüedad, y su desarrollo histórico ha sido amplio y variado.

La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral, busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.

La Política.

La política es, como ya dijimos anteriormente, una disposición a obrar en una sociedad utilizando el poder público organizado para lograr objetivos provechosos para el grupo.

  1. Relación entre ética y política

La relación entre ética y política es estrecha desde el origen, porque las dos competen a la acción humana, y no hay ninguna acción humana que pueda prescindir de criterios éticos; la ética no va a estar al nivel de adoptar medidas políticas, no es su rol, pero sí de orientar y discernir lo que es humanizante y deshumanizante en la política y proponer o vislumbrar mejores formas de vivir en sociedad.

La ética enriquece la política, puesto que la alimenta de utopía y de sentido crítico y, finalmente, le da mucha mayor legitimidad que si no estuviera. Porque con tanta corrupción en la política, la gente pierde la fe, la confianza en los políticos, y eso es muy dañino para la sociedad y se crea un ambiente en el que todo vale. Uno se mete en política para ganar algo personal y no necesariamente para trabajar por el bien común, y eso, a la larga, es un daño enorme a la sociedad, es lo que estamos viviendo ahora en nuestro país. Felizmente se empieza a revertir esto porque creo que ahora hay una reacción moral, y eso me parece que es muy positivo. Hay un comienzo de rechazo a la corrupción que espero que se traduzca en que no haya votación para los corruptos, o sea, que no votemos por corruptos, es lo mínimo que podemos pedir.

  1. La ética y la transparencia

La Ética

La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral, busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.

La Transparencia

Transparencia es la obligación de los sujetos de dar a conocer la información derivada de su actuación, en ejercicio de sus atribuciones. Tiene por objeto generar un ambiente de confianza, seguridad y franqueza entre el gobierno y la sociedad, de tal forma que los ciudadanos estén informados y conozcan las responsabilidades, procedimientos, reglas, normas y demás información generada por el sector público, en un marco de abierta participación social y escrutinio públicos.

La transparencia busca también formar a una ciudadanía sensible, responsable y participativa, que conozca y ejerza sus derechos y obligaciones, y colabore activamente en el fomento de la integridad y combate a la corrupción.

Conclusión

La situación política española, dominada con descaro en los últimos años por la corrupción y el uso partidista de las instituciones, exige más que nunca compromiso político, de que esta vuelva a ser una disposición a obrar en la sociedad utilizando el poder público organizado para lograr objetivos provechosos para la ciudadanía. La política necesita no sólo que se acabe la impunidad en el mal uso del dinero público, sino que se devuelva a la ciudadanía el ámbito de lo común. Las instituciones públicas no son patrimonio del partido en el gobierno, sino un espacio cívico que no debe ser empleado de manera sectaria. Estamos en un momento en el que se debe cuidar la palabra política, salvarla de los que pretenden despolitizarnos y definir con trampas la libertad de conciencia.

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*