¡INDIGNAOS!

Stéphane Hessel

¡INDIGNAOS!

Ediciones Destino

 Stéphane Hessel, un luchador de la Resistencia Francesa, a sus 93 años de edad, nos lanza una consigna desde su creatividad vital: ¡INDIGNAOS! De la indignación nace la voluntad de compromiso con la Historia. El que fuera uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 anima a los jóvenes a buscar un poco, porque enseguida encontrarán motivos para indignarse, al tiempo que declara a la indiferencia como lapeor actitud ante la vida. Identifica dos grandes desafíos: el uno, la inmensa distancia que existe entre los muy pobres y los muy ricos, que no para de aumentar; el otro, los derechos humanos y la situación del planeta.

Recuerda a los jóvenes los logros alcanzados tras la Segunda Guerra Mundial: los derechos humanos, la nacionalización de sectores productivos, la Seguridad Social, el Estado del bienestar y los derechos sociales, la jubilación… y les dice: “Hemos luchado por conseguir lo que tenéis, ahora os toca a vosotros defenderlo, mantenerlo y mejorarlo; no permitáis que os lo arrebaten. No sucumbáis bajo el huracán destructor del ‘siempre más’, del consumismo voraz y de la distracción mediática mientras nos aplican los recortes. El dinero y sus dueños tienen más poder que los gobiernos. Los financieros han salvado ya el bache de la crisis y los recortes nos los siguen aplicando a los ciudadanos.

A los españoles nos dice: “Que mi llamamiento a comprometerse, indignarse, resistir… alcance la joven generación de esa España que ha tenido tanto que afrontar”. y los españoles han despertado de su larga siesta, han abandonado la indiferencia para salir a las calles y plazas a mostrar su indignación, porque “nuestra cólera respecto a la injusticia sigue intacta” y no hay que perder la confianza nunca. No deberíamos exasperarnos, deberíamos esperanzarnos porque la exasperación es una negación de la esperanza.

El camino que nos debe conducir a la conciliación de las diferentes culturas pertenece a la no violencia. La violencia no es eficaz, da la espalda a la esperanza. Hay que dotar a la esperanza de confianza, la confianza de la no violencia. Hay que llegar a una negociación que haga desaparecer la opresión y la violación de derechos. Apelamos todavía a “una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no proponen otro horizonte para nuestra juventud que el del consumo de masas, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos”.

El librito “¡INDIGNAOS! sólo cuesta 5 euros y se lee en una hora. Merece la pena.

Goio Ubierna

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*