Sep 24

El desconocido

“El Desconocido”

Una película para los Blesa, Rato, banqueros sin corazón, PAHs y afectados por las preferentes

POR @LUIGIAGUILAR

Sin pretender hacer de spoiler (contarla echándola a perder) y lejos de la valoración crítica cinematográfica que podéis encontrar en cualquier parte, sólo pretendo compartir una reflexión ética sobre esa realidad que nos puede tocar a cualquiera, que ya se ha cobrado numerosas víctimas en este país, -incluidas las que se han llegado a quitar la vida- y muchísimas personas afectadas. Nos referimos a las preferentes, los desahucios y demás estafas bancarias.

Sinópticamente, tenemos a un impresionante Luis Tosar, tan convincente como en su #Celda211, director de banco, que comienza su rutinaria mañana llevando excepcionalmente a sus hijos al colegio, cosa de la que suele encargarse habitualmente su mujer, con la que no vive la mejor relación del mundo (otro drama añadido desafortunadamente frecuente). En el coche recibe una llamada “El Desconocido” -que sabe demasiado sobre su vida y sus cuentas-, que le avisa de que tiene una bomba debajo del asiento, que explotará si no le transfiere una alta suma de dinero. Hasta ahí podemos contar.

Muy recomendable, pues, no solo para los Blesa’s, Rato’s y demás grandes banqueros sin escrúpulos, que siempre supieron que vendían productos tóxicos y que engañaban a la gente, sino -y sobre todo- para todas las personas afectadas por el fraude del sistema, que no es una crisis sino una estafa, y para las voluntarias de las PAH, miembros de Stop Desahucios, afectados por las preferentes,  quincemayistas e indignados en general. Los dramas sociales y personales que incluye nos tocan la fibra sensible y sin duda nos emocionan. Si aún no la has visto, búscala. No te dejará indiferente.

Para saber más (y fotos): http://luisangelaguilar.blogspot.com.es/2015/09/el-desconocido-la-pelicula-que.html y

El Trailer Oficial: https://www.youtube.com/watch?v=4a0IE_gSMYI#action=share

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Sep 24

Respuesta a José Mª Mauriño

Querido José María:

Tanto Antonio como tú, como la mayoría de los cooperativistas de Trabensol, (TRABajadores EN SOLidaridad) pertenecemos a una generación de cristianos y cristianas peleones, tercos y tenaces que llevamos 30, 40 o 50 años (yo, que soy el más viejo, cerca de 60) luchando por los derechos humanos, en ONG, en asociaciones de vecinos, en la enseñanza, en la sanidad, en las mareas, en información alternativa, en partidos políticos.

Nosotros, en Madrid, empezamos en Vallecas, en el Pozo, en Palomeras, en Moratalaz, en Bravo Murillo. En concreto, muchos de Trabensol empezaron en las embarradas chabolas de Palomeras. No había colegio y había muchos niños y niñas. Se reunieron los padres de familia, albañiles, mecánicos, encofradores…con las maestras que ahora están en Trabensol, compraron el material de obra entre todos y edificaron una escuela en un solar de los hermanos Santos, sin permiso del ayuntamiento, el Centro Cultural Palomeras, que en la remodelación del barrio fue reconstruido en donde está ahora.

Nos vamos haciendo viejos. Van muriendo los mejores, Julio Lois, Javier Ruiz de Arana, Diez Alegría, Eduardo Burgos, por nombrar sólo a los curas. Van surgiendo nuevas necesidades comunes.

Y ahí nace Trabensol. Han hecho lo mismo que hicieron con el colegio: se han reunido y han edificado una cooperativa de viviendas con la que resuelven en común un problema común. Esta vez no han tomado un solar sino que han arreglado los papeles y los permisos de construcción de manera legal. Supongo que te refieres a eso cuando dices “todo dentro de un orden, el orden capitalista”, porque no creo que te refieras a que han hecho una inversión para sacar dinero, que es lo que manda el orden capitalista

Mira, José María: la comida, la vivienda, la educación, la sanidad, la asistencia en la vejez, la tercera edad digna, ya sea por pensiones o por residencias, no son un privilegio de los ricos sino un derecho de todos y todas, sobre todo de los pobres.

La carta que has escrito en Utopía lleva un título en letras grandes que resume tu pensamiento: “Trabensol para ricos”. Y para terminarlo de arreglar afirmas que se hicieron ricos porque supieron acumular dinero en los años dulces del capitalismo. “No a todos les han tocado por igual los años dulces del capitalismo: unos han podido acumular dinero y otros no”.

Es un juicio muy simplista. Las ideas simples y comprensibles que agarran emocionalmente nos han hecho mucho daño cuando arraigan en las masas. Te pongo algunos ejemplos: la culpa la tienen los curas, los emigrantes  nos quitan el trabajo, primero los españoles …; yo añadiría, salvando las distancias: lo de Trabensol es para ricos.

Si algo he aprendido en la vida es que el análisis de la realidad, el ver, es fundamental para acertar; pero la realidad es compleja, difícil de entender y es necesario mirarla desde muchos puntos de vista para acertar en el juzgar y el actuar. Las miradas simplistas llevan al fanatismo.

Ya sé que comparados con los que no comen o con los que mueren en las pateras o incluso con la generación que tiene menos de cuarenta años, generación de parados, los jubilados con una jubilación decente somos ricos, muy ricos  Por eso no digo que sea falso lo que dices. Lo que digo es que es simplista y sesgado. Para que me entiendas: en lugar de decir que acumularon dinero y propiedades aprovechando los años dulces del capitalismo, que suena fatal y parece que te refieres a los Pujol, podrías haber dicho: ahorraron para la vejez  trabajando como mulas o emigrando y cotizando a la Seguridad Social unos 40 años de media.

José María, el simplismo izquierdoso es un peligro.

Un abrazo Javier.

Sep 14

MENSAJE DEL XXXVI CONGRESO DE TEOLOGÍA

MENSAJE DEL XXXVI CONGRESO DE TEOLOGÍA

Del 8 al 11 de septiembre de 2016 hemos celebrado el 36 Congreso de Teología, que ha reunido a personas y colectivos procedentes de los diferentes continentes, pueblos, culturas y religiones para reflexionar sobre el tema “Migrantes, refugiados y fronteras: de la exclusión a la hospitalidad”. En él han participado activistas sociales comprometidos en los campos de refugiados y en las zonas fronterizas, que han aportado sus experiencias. Nos han acompañado representantes de pueblos oprimidos y olvidados. Hemos contado con especialistas en relaciones internacionales, procesos migratorios, trata de seres humanos, teoría de género, así como con teólogas y teólogos, que .han hecho análisis críticos de la situación y han ofrecido interpretaciones liberadoras de los textos religiosos.

  1. Existen en el mundo 200 millones de personas migrantes, 60 millones de desplazados, 20 millones de ellos refugiados y 40 desplazados internos, y 4 millones de víctimas de trata. Las personas más vulnerables son los niños, las niñas, mujeres, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, sometidos a todo tipo de vejaciones: acoso sexual, agresiones físicas, trata de personas, tráfico de órganos, trabajos forzados, prostitución, violencia de género. Son personas sin nombre, sin cara, sin identidad reconocida. Viven una soledad social, política, moral y jurídica. Se les niega la dignidad y el derecho a la vida, como demuestran las miles de personas muertas en el legítimo intento de atravesar las fronteras.
  2. En expresión de Francisco, estas personas son consideradas “`población sobrante”, producto de la “cultura del descarte”, que nos vuelve incapaces para compadecernos ante los clamores de los otros. Son víctimas de un sistema basado en el Dios Dinero, del capitalismo perverso y de la acumulación mafiosa del capital. Quien se beneficia de esta situación es una elite político-económica, patriarcal, colonial, racista y antiecológica, que pone en marcha tres grandes negocios: el de la seguridad, el de la economía política de las migraciones y el de la gestión de las personas en movimiento.
  3. A pesar de las discriminaciones que sufren, las mujeres inmigrantes, refugiadas y desplazadas demuestran una gran capacidad de resistencia, resiliencia y empoderamiento.
  4. Los países de acogida son, en su mayoría, países del Sur, mientras que la mayoría de los del Norte cierran sus puertas a cal y canto, protegen sus fronteras con vallas, concertinas, policías y fuerza militar, niegan el derecho de asilo, siguen políticas equivocadas de seguridad, incumplen los protocolos internacionales y sus propios compromisos, y no demuestran voluntad de acogida.
  5. La insolidaridad de los Estados del Norte contrasta con la solidaridad que demuestra una parte importante de la sociedad, que adopta actitudes de hospitalidad, y con el trabajo de los movimientos sociales, organizaciones no gubernamentales y personas cooperantes, que colaboran en los campos de refugiados y en las fronteras.
  6. El papa Francisco está adoptando actitudes ejemplares de acompañamiento y acogida, al tiempo que denuncia la hipocresía de los gobernantes y de los poderes económicos y financieros europeos. Dirigiéndose a ellos en su visita a Lampedusa pronunció la palabra “vergüenza”. A los parlamentarios europeos les dijo que no es tolerable que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio ni que se niegue acogida a quienes llegan a diario a nuestras costas, muchas veces muriendo en el intento en las barcazas. Actuar de esta forma es negar su dignidad y favorecer el trabajo esclavo.
  7. La actitud hospitalaria del papa contrasta con la insensibilidad de un sector importante de la jerarquía católica española ante el drama de las personas migrantes y refugiadas, cuyos problemas parece serles ajenos o no son prioritarios en su agenda pastoral. Amén de insensibilidad, hay obispos que amparándose en un mal uso de la libertad de expresión, adoptan actitudes racistas, xenófobas, excluyentes e inhospitalarias cuando alertan irresponsablemente sobre la “invasión” de los refugiados, cuestionan que todas las personas que cruzan la frontera sean “trigo limpio” y afirman que a Europa vienen muy pocos porque sean perseguidos. Alguno ha llegado a decir que la llegada de los refugiados es el Caballo de Troya de las sociedades europeas y, en concreto de la española, y que la acogida de los refugiados puede quedar muy bien, pero que “hay que saber lo que hay detrás”.

Estas declaraciones se hacen desde la impunidad jurídica y el disfrute de privilegios de todo tipo de parte del Estado: educativos, sociales, fiscales, económicos, financieros. Privilegios s que los alejan del Evangelio como mensaje liberador de Jesús de Nazaret.

Con todo, hay algún obispo que en sus actuaciones y declaraciones demuestra actitudes hospitalarias con las personas migrantes, refugiadas y desplazadas, y denuncia proféticamente las políticas insolidarias del Gobierno en materia de emigración y refugio.

  1. Queremos denunciar enérgicamente tales declaraciones, que demuestran ausencia total de misericordia y falta de sentido de hospitalidad, se alejan del mensaje hospitalario de la Biblia, que pide amar a los emigrantes, no maltratarlos ni oprimirlos “porque emigrantes fuisteis vosotros en el país de Egipto” (Éx 22,20), y son contrarias a la práctica acogedora de Jesús de Nazaret, él mismo perseguido, emigrante  e identificado con los emigrantes (Mt 25,31-45).
  2. En nombre del Dios de la Vida y de la Paz condenamos el terrorismo, en este caso, el terrorismo que dice basarse en motivos religiosos y matar en nombre de Dios y que provoca la salida de poblaciones enteras para huir del terror.
  3. Exigimos a los Estados:

– cumplir los protocolos internacionales en materia de inmigración, refugio y desplazamiento;

– abrir rutas seguras que impidan caer en las redes de las mafias;

– no participar en el negocio de venta de armas que se utilizan para apoyar al terrorismo y a los gobiernos dictatoriales;

– combatir el racismo institucional; negar legitimidad a gobernantes corruptos y autócratas;

– apoyar a las organizaciones humanitarias que trabajan sobre el terreno;    –

– fomentar políticas de desarrollo en los países de origen;

– cumplir sus compromisos de acogida;

– fomentar el diálogo intercultural, interreligioso e interétnico.

  1. El Congreso quiere expresar su solidaridad con los pueblos oprimidos y olvidados como el kurdo, el palestino y el saharaui, a quienes se les niega su derecho a la independencia y se los somete a todo tipo de vejaciones. Todos ellos tienen numerosos emigrantes, refugiados y desplazados.
  2. Las personas que hemos participado en este congreso nos comprometemos a:

luchar contra la ideología y el sistema económico que provoca la exclusión de millones de personas,

denunciar la sistemática transgresión de los derechos humanos de las “personas en movimiento” por parte de los Gobiernos,

trabajar por otro mundo posible hospitalario,

seguir la práctica solidaria de Jesús de Nazaret;

hacer una nueva teología de la emigración;

– pasar de la exclusión a la hospitalidad.

En Madrid, a 11 de septiembre de 2016

Sep 01

Cuidar la casa común, salvar la vida

La enfermedad en el corazón humano ha dañado y enfermado también la tierra, la madre y hermana del hombre y la mujer y la casa común de todos los seres vivos, nos recuerda el papa Francisco en su contundente encíclica Laudato si´.

La preocupación por la casa común también es el tema de la Conferencia Mundial del Cambio Climático celebrada en Francia meses atrás. En esta Conferencia los mismos países que se han negado a cumplir los acuerdos de las Conferencias pasadas son los que hoy se reúnen para constatar que, por no hacer nada, la vida del planeta está casi en extinción.
Las especies animales, el agua y la flora están en peligro mortal. Y en países como China, hasta el aire resulta imposible respirarlo, porque mata.

Los países ricos y sus ricos ciudadanos, así como las corporaciones empresariales, explotan la riqueza del planeta por codicia, y los pobres, para sobrevivir, rebuscan, usan, trabajan en lo que pueden. ¡Hasta dónde hemos llegado como humanidad, que se está haciendo difícil habitar el mismo planeta que sostuvo la vida humana por miles y millones de años! Si Hobbes estuviera vivo, diría que el hombre no solo es un lobo para el hombre sino para todo lo creado. Es el depredador por excelencia, y no para subsistir.

“Hay esperanza siempre que se tomen decisiones éticas. El planeta enfermo puede recuperarse”. El papa Francisco hace un llamado a la familia humana a buscar un desarrollo sostenible e integral como principio del cambio.

Es un cambio interior lo que se necesita para salvar la Tierra, y parte del convencimiento de que la vida vale más que todas las riquezas de este mundo. Pero ese cambio interior debe conducir a un cambio en las legislaciones de los países.

Cuidar de la Tierra es entonces cuidar del otro y de todo. Cuidar de las generaciones futuras despojándonos de cosas inútiles, del consumismo y de la codicia humana que lleva a las masas a convertirse en esclavos del coche último modelo, de la moda y de todo aquello que no solo daña el planeta sino al mismo ser humano.

No hay vuelta atrás. O cambiamos o perecemos. El cambio es la única esperanza posible para los ricos y para los pobres.

Jun 20

Manifiesto Dia de las Personas Refugiadas

SOS refugiados
Refugio por derecho

Las políticas europeas de migración y asilo, lejos de dar una respuesta solidaria, basada
en el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, han puesto
en grave riesgo las vidas de miles de personas, muchas de ellas mujeres y niños, convirtiendo
el mar Mediterráneo en la mayor fosa común en el mundo donde han muerto más de
25.000 personas en los últimos 15 años.
El pasado 18 de marzo, los líderes europeos firmaron una declaración con Turquía que,
además de ser vergonzosa e ilegal, pone en un mayor riesgo a estas personas justificando su
devolución a un país como Turquía que ha demostrado que no garantiza los derechos humanos
y la adecuada protección que merecen.
Europa a la deriva
20 JUNIO
Día del refugiado
Este acuerdo vulnera la Carta Internacional de Derechos Humanos,
la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, el Convenio
Europeo de Derechos humanos y la Convención de Ginebra para
los Refugiados, así como diferentes Directivas europeas en materia
de asilo. Un acuerdo que propicia el naufragio de la Europa
social, abandonando los valores y los principios que configuran
Europa como un espacio común de libertad, seguridad y justicia,
fundada sobre los valores de la dignidad humana, la libertad,
la igualdad y la solidaridad a los que se refiere el Preámbulo
de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
Además, el acuerdo utiliza a las personas refugiadas como moneda
de cambio que responde a intereses económicos y geoestratégicos
y no a la protección a la que legalmente tanto la UE
como Turquía están obligadas a garantizar. Hacer de las personas
refugiadas una mercancía para el intercambio económico
es inhumano, ilegal e intolerable. El acuerdo convierte a Turquía
en un gendarme que se suma a la creciente militarización de las
fronteras europeas.
La Unión Europea, lejos de ser un ejemplo de solidaridad y actuar
conforme a los valores que fueron el cimiento del proyecto
europeo sigue impulsando recetas que han fracasado en el pasado
y han provocado miles de muertes. El acuerdo, unido a las
medidas adoptadas unilateralmente por los estados miembros
que dificultan o impiden la entrada en su territorio de solicitantes
de asilo, no aportan una solución y provocarán la apertura de
otras vías más peligrosas y costosas para las personas refugiadas
como la del Mediterráneo Central que es la más mortal del
mundo.
Por todo ello, las organizaciones
firmantes exigen:
n A la Unión Europea y a sus Estados miembros:
• Cambiar el enfoque de las políticas de migración y asilo poniendo
en el centro a las personas y a sus derechos.
• Cumplir de la legalidad europea e internacional.
• Retirar el acuerdo de la UE y Turquía.
• Habilitar vías legales y seguras para que las personas refugiadas
no tengan que arriesgar su vida en peligrosas rutas. Debe
garantizarse, especialmente, que las mujeres no estén sometidas
a violencia sexual y de género, y que los menores y las personas
con diversidad funcional reciben la protección adecuada.
• Garantizar una acogida digna y adecuada protección que incluya
la atención sanitaria y respeto a los Derechos Humanos
así como cumplir los compromisos asumidos en este sentido,
habilitando los presupuestos y los recursos acordes al desafío
humanitario fruto de las guerras y desigualdades.
• Garantizar la protección de las organizaciones y personas
que apoyan a la población refugiada. La complejidad de la situación
hace que su trabajo sea absolutamente necesario y debe
ser complementario al que las instituciones europeas están obligadas
a realizar.
• Deben combatirse activamente los discursos y narrativas
xenófobas. Las consecuencias de no hacerlo pueden ser muy
peligrosas para la construcción de la necesaria convivencia y
cohesión social en Europa.
• Incorporar en las políticas migratorias a nivel europeo el objetivo
de la gestión de las nuevas fronteras invisibles que se
están generando en nuestras ciudades y en nuestros barrios,
con una apuesta decida por la construcción de convivencia y
dialogo intercultural.
• Finalizar la militarización de la zona que puede derivar en conflictos
aún más complejos con gravísimas consecuencias para
la población.
• Apostar por una política europea y presupuestaria común que
de apoyo a la situación de refugiados y migrantes.
n Al Gobierno español:
• Retirar su apoyo al acuerdo de la UE-Turquía e instar a su
retirada definitiva por parte del resto de los Estados de la Unión
Europea
• Agilizar la acogida de personas refugiadas a través de los
programas de reasentamiento y reubicación
• Reforzar el sistema nacional de acogida a refugiados de manera
acorde a la evolución de las necesidades con los recursos,
número de plazas y presupuesto necesario.
• Respetar escrupulosamente los derechos humanos en la
frontera sur (específicamente en las fronteras de Ceuta, Melilla,
Canarias y la costa marroquí) y en el resto de las fronteras
europeas
• Velar por que el conjunto de actores políticos, económicos y
sociales no empleen mensajes de carácter xenófobo, discriminatorio
o racista hacia la población migrante y refugiada que puedan
contribuir a la generación de prejuicios y actitudes racistas
o violentas hacia dichas personas.
• Llevar a cabo acciones específicas de información y sensibilización
de la opinión pública española sobre la situación de
emergencia actual y sus causas, contando con el conjunto de
actores de la sociedad civil que trabajan con población refugiada
tanto en España como en los países de origen.
• Reforzar la política de integración con un plan de barrios que
apueste por la convivencia, el dialogo intercultural, la gestión
positiva de la diversidad y la lucha contra el racismo y la xenofobia.
• Incrementar los fondos para ayuda humanitaria y ayuda al desarrollo
sin utilizar los fondos de cooperación internacional como
compensación o incentivo al control de fronteras ni destinarlos a
la atención de personas solicitantes de asilo y refugio en Europa.
La atención de estas personas debe garantizarse con fondos
específicos, suficientes y sostenidos en el tiempo.
• Defender una postura en las instituciones europeas, que sea
reflejo del sentir de la sociedad española, y que, por tanto, defienda
el cumplimiento de la legalidad y el respeto a los derechos
humanos de las personas migrantes y refugiadas.
#RefugioPorDerecho
#RefugioPorDerecho

Jun 15

Ponencia de Erika González (OMAL)

Jornadas 2016: Otra economía está en marcha.

Jun 12

Premio Defensa de los Valores Humanos

LA FSU ANUNCIA LOS PREMIADOS DE ESTE AÑO

 El patrono de la Fundación Social Universal, Francisco Casero, junto con el coordinador de la entidad, Juan Manuel Márquez, han dado a conocer esta mañana los nombres de los dos galardonados con los premios de la entidad de este año.

 Montilla, 09 de junio de 2016. El patronato de la Fundación Social Universal acordó premiar en esta edición a Luis Pernía Ibáñez y a Alfonso Molina Dorado en las modalidades de Defensa de los Valores Humanos y Defensa del Medio Ambiente respectivamente.

A Luis Pernía, actualmente presidente de la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA), se le reconoce su compromiso social por causas tan justas como la lucha contra la pobreza y la guerra o la solidaridad con la población inmigrante y refugiada. Por su parte, Alfonso Molina, setentagenario hortelano cordobés, se le premia su labor en la conservación y divulgación de la biodiversidad agrícola de nuestros cultivos. La Fundación Social Universal reconoce en ambos premiados los valores que dieron origen a estos galardones; valores como justicia, paz, igualdad, participación y sostenibilidad.

Luis Pernía, aunque natural de un pueblo de Burgos (Mahamud), se ha formado y trabajado la mayor parte de su vida en Málaga. Este licenciado en filosofía y ciencias de la educación y diplomado en fisioterapia y enfermería por la Universidad de Málaga, trabajador durante 30 años de la Unidad de Diálisis del Hospital Carlos Haya de Málaga, participó muy activamente en el movimiento sindical de los años sesenta y formó parte de esos primeros curas obreros que quedaron cautivados con las directrices del Concilio Vaticano II y su opción preferencial por los pobres.

En 1978 funda el Comité de Solidaridad con Centroamérica y, casi diez años más tarde, junto con otro grupo de voluntarios, crea la primera ONG andaluza con fines de cooperación con Latinoamérica y África, la Asociación ASPA, de la que actualmente es presidente. En estos casi 30 años de historia han acompañado y apoyado, mediante proyectos de cooperación internacional y/o campañas de sensibilización en Andalucía a comunidades y colectivos sociales de más de 20 países, sobre todo americanos y africanos, pero también en Andalucía.

También es presidente de la Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes de Málaga y está presente habitualmente en las movilizaciones contra la guerra, en las marchas en favor de la solidaridad internacional  y en apoyo al pueblo palestino o saharaui,  entre otras causas. Actualmente está muy implicado en atender y denunciar la situación de la población que huye del drama de la pobreza y de la guerra, buscando asilo y refugio en Europa.

El galardonado por la Defensa de los Valores Humanos es además es una persona muy querida y reconocida por la fundación, y fiel colaborador en muchas de nuestras actividades como jurado de los premios, ponente en charlas o articulista de nuestra revista. Cuenta en su haber con reconocimientos tan importantes como el primer premio provincial de solidaridad internacional y derechos humanos de la Diputación de Málaga o el Premio Andalucía sobre Migraciones.

En la modalidad de Defensa del Medio Ambiente, nuestra fundación ha decidido reconocer públicamente la siempre insuficientemente valorada labor de un hombre de campo. Alfonso Molina trabaja la tierra en su finca “La Huerta del Naranjal de Almagro “a las afueras de Córdoba .Él siempre ha vivido en el campo, al que le tiene un gran amor y cuidado. A finales de los años noventa empezó a cultivar la huerta siguiendo un manejo ecológico. Anteriormente su abuelo ya trabajó esta huerta cordobesa evitando el uso de productos químicos para el cultivo. De sus mejores frutos y plantas obtiene las semillas de un año para otro y ha ingeniado un sistema sencillo  pero muy efectivo para su conservación.

Para Alfonso hablar de agricultura ecológica es hablar de la agricultura que ha practicado desde siempre proporcionándole gran satisfacción y orgullo personal. Además de saber que está contribuyendo al respeto de la naturaleza y cuidado de la salud de las personas, le preocupa mucho que en su zona muy pocos jóvenes se queden a trabajar el campo, peligrando el relevo generacional. Por su cercanía a la Universidad de Córdoba, alumnos y alumnas de los cursos de Maestría de Agroecología del Instituto de Sociología y Estudios Campesinos (ISEC) han participado en un espacio para intercambiar conocimientos con este veterano y curtido agricultor que no ha perdido su contacto y respecto a la tierra a través de cultivos ecológicos.

El patronato de la fundación ha destacado de Alfonso su capacidad de trabajo, su entusiasmo y su posición ejemplar en una forma de pensar y de producir respetuosa con el ambiente y la salud de las personas, así como su compromiso por transmitir sus conocimientos y experiencias a las nuevas generaciones para que crean y apuesten por el campo como medio de vida.

En relación al acto público de entrega de estos premios se adelantó que será en la Casa de las Aguas el viernes 24 de junio a las 21 horas. Como ponente en el acto participará el profesor José Esquinas Alcázar, Doctor Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, así como Máster en Horticultura y Doctor en Genética por la Universidad de California, quien durante más de 30 años trabajó en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El acto se abrirá con la actuación musical del duo de violín y piano formado por Jesús Casas y José María Luque.

Jun 08

Manifiesto del Encuentro de las religiones por la acogida y la paz

RELIGIONES POR LA ACOGIDA Y LA PAZ

Manifiesto

 

  1. Reunidos como personas de fe y de convicciones religiosas, pertenecientes a distintas tradiciones con presencia en Madrid, nos pronunciamos a favor de una acogida digna de las personas solicitantes de asilo que huyen de la persecución religiosa, el hambre y de la guerra. Nos pronunciamos a favor del cumplimiento europeo de sus compromisos con los derechos fundamentales y de la realización inmediata de la relocalización de refugiados desde tierras de Grecia e Italia. Nos pronunciamos a favor del cumplimiento de los compromisos de reasentamiento de la Ley española de Asilo, especialmente para personas vulnerables.

 

  1. Rechazamos la idea extendida de hablar de una crisis de refugiados, cuando lo que no estamos cumpliendo es la solidaridad y la justicia requeridas por nuestros compromisos internacionales como españoles y europeos. Nos encontramos ante una crisis de solidaridad. Numerosos municipios, personas individuales y comunidades de fe han puesto a disposición sus hogares y plazas de acogida, que se encuentran vacías mientras el Estado sigue sin gestionar la llegada a nuestro país de las personas que necesitan protección y refugio.

 

  1. Rechazamos el acuerdo suscrito con Turquía por parte de la Unión Europea, que entró en vigor el pasado 20 de marzo, como estrategia para negar el derecho de asilo a las personas que huyen de la guerra. El citado acuerdo se basa en la afirmación de que Turquía puede ser considerado país seguro. La determinación de dicho estado como país seguro y las devoluciones masivas de personas solicitantes de asilo no están amparadas por la legislación internacional ni corresponden a los tratados suscritos por la Unión Europea en materia de asilo y refugio.

 

  1. Consideramos un atentado contra los derechos fundamentales la aplicación de políticas contrarias a nuestra legislación y al derecho internacional, como la devolución de personas o la detención de solicitantes de asilo, mientras que los acuerdos de relocalización y reasentamiento se prolongan en el tiempo sin soluciones efectivas a las necesidades de las familias refugiadas entre las que numerosos niños se encuentran en situación de vulnerabilidad.

 

  1. Como comunidades de fe y convicciones religiosas, consideramos que esta crisis de solidaridad constituye un gravísimo atentado contra los derechos humanos y es contraria a las enseñanzas que profesamos en favor de una humanidad comprometida con los necesitados, responsable de la justicia y de la paz, y favorecedora de la cultura de la hospitalidad.

 

  1. Apoyamos con rotundidad iniciativas en el Estado español que faciliten el paso seguro de inmigrantes a través del Mediterráneo, como los corredores humanitarios, evitando las mafias que trafican con la vida humana y desarrollando la colaboración con las entidades locales, tal y como se está realizando en Italia gracias a comunidades cristianas.

 

  1. El compromiso de nuestra fe y enseñanzas proféticas nos llaman a reaccionar contra lo que consideramos una falta de humanidad y de justicia. Estamos comprometidos con la paz y rechazamos toda forma de violencia, en particular la de las guerras y el terrorismo, por eso, condenamos categóricamente la justificación de la violencia en nombre de Dios por ser contraria a la naturaleza de Dios y a todo acto verdaderamente religioso. Nuestro camino es la reconciliación y reclamamos de nuestros gobiernos el compromiso de abordar los conflictos bélicos y resolverlos de forma pacífica y duradera. Será la mejor manera de evitar que haya personas que tengan que huir de sus casas y de sus países.

 

  1. Es cierto que a lo largo de la historia, en numerosas ocasiones, algunos miembros de las distintas religiones no hemos sabido resolver o evitar los conflictos bélicos. En nombre de la religión se han justificado guerras y barbaries, se han fomentado odios o simplemente no se ha hecho lo necesario por evitar tales conflictos. Pero no es menos verdad que los valores sobre la familia humana y la dignidad de todas las personas también tienen una inspiración religiosa. Desde las religiones hemos contribuido en muchas ocasiones a la reconciliación y a la paz, siendo mediadores a través del diálogo y acciones conjuntas. Unidos, hombres y mujeres de todos los credos religiosos, experimentamos que nuestra fe es un motor imparable para superar los prejuicios y convivir pacíficamente. Encontramos en la religión la fuerza para promover una cultura de la acogida y la hospitalidad, de la mediación, el diálogo y la reconciliación, en la que la paz sea el fruto perenne de una justicia que anhelamos junto con todas las personas de buena voluntad que sueñan para sus descendientes un mundo mejor.

 

FIRMANTES DE LA DECLARACIÓN:

Asociación para la Conciencia de Krishna (Hare Krishna), Centro Budista Shambhala de Madrid, Comisión Islámica de España (UCIDE), Comunidad Bahá’í de España, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesia Evangélica Española (IEE), Iglesia Siria Ortodoxa, Vicaría de Pastoral Social del Arzobispado de Madrid

Otros grupos y asociaciones:

Asociación Arco Forum, Asociación Ecuménica Internacional (IEF), Asociación Éxodo para la transformación social, Comisión diocesana de Justicia y Paz del Arzobispado de Madrid, Comunidad de Sant‘Egidio, Cristianas y cristianos de base de Madrid, Movimiento de los Focolares, Plataforma Evangelio, Justicia y Derechos Sociales,

Redes Cristianas,

Jun 03

¿Mata la economía?

 ¿Mata la economía?

El Papa Francisco, en el primer documento de su pontificado, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium,  afirmó terminantemente: “hoy tenemos que decir  ‘no’  a una economía de la exclusión y la inequidad. Esa economía mata”. Efectivamente,  los intereses económicos están detrás de la especulación con los alimentos, que condena al hambre a millones de seres humanos; detrás de las guerras por el petróleo, el coltán y las otras materias primas que mueven la industria moderna; detrás del acaparamiento de tierras que expulsa a los campesinos y los arroja a la miseria.

Esto es algo sobradamente conocido; existen multitud de informes de ONG´s que nos hablan de ello, y hasta los mismos organismos de las Naciones Unidas tienen que reconocerlo. Pero ¿cómo ponerle remedio? El mismo  Papa Francisco escribe: “Hoy suele hablarse de un ‘exceso de diagnóstico’  que no siempre está acompañado de propuestas superadoras y realmente aplicables”. Esto es totalmente cierto, pero para encontrar esas propuestas  tendremos que comprender dónde está la raíz de los problemas.

Porque la economía en sí misma no mata. Una de las definiciones más  extendidas habla de la economía como la ciencia que estudia la forma o medios de satisfacer las necesidades humanas mediante recursos que son escasos y pueden ser destinados a diferentes usos. Paul Samuelson dice más: El fin último de la economía es mejorar las condiciones de la vida de las personas en su vida diaria”.

Lo que mata es esa economía que hoy domina en todo el mundo, la de la exclusión y la inequidad, la economía capitalista. Si esa economía mata es porque está dirigida por motivaciones que no nacen de la ciencia económica. Nacen del corazón y la mente de hombres movidos por el egoísmo y la ambición. Detrás de la economía está la antropología, los seres  humanos que realizan las actividades económicas. Incluso podemos hablar de que detrás de la economía está la religión. Si la economía se inspirara en criterios evangélicos, hoy tendríamos un mundo radicalmente distinto al actual. Sin embargo, la religión que está detrás de la economía imperante es el culto al dinero.

Se ha hablado tanto a derecha  como a izquierda de que la economía es la base de la sociedad, que nos cuesta ver lo que hay detrás de la economía y reconocer la importancia que eso tiene. Para la derecha, la economía capitalista es una ciencia natural. Sus principios son tan ciertos e inmutables como el teorema de Pitágoras y tenemos que someternos a ellos como nos sometemos a la ley de la gravedad. Y la izquierda, siguiendo a Marx, mantiene la idea de que la infraestructura económica es la base de la sociedad.

El resultado de la economía capitalista está a la vista. Y la izquierda, ¿qué resultados ha conseguido 168 años después de la publicación del Manifiesto Comunista? En Rusia y China sí se llegaron a cambiar radicalmente las estructuras económicas. ¿Qué ha ocurrido después? ¿No creemos que ha llegado el momento de cuestionar la primacía de lo económico en la organización de la sociedad? ¿Han reflexionado sobre esto las fuerzas que se llaman socialistas y progresistas?

Mar 06

EL ESCRACHE DE LOS CATÓLICOS PIADOSOS

Ante la manifestación de cientos de personas ante el Ayuntamiento de Sevilla, el pasado 26 de febrero, contra la moción de la laicidad promovida por los concejales de IU y Participa Sevilla, las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía manifestamos lo siguiente:
1º.- Reprobamos absolutamente la convocatoria que los concejales del PP y Ciudadanos hicieron, a través de las redes sociales, para que se presentaran ante las puertas del Ayuntamiento sevillano cientos de personas católicas con pancartas, en las que se podían leer mensajes como: “Nuestras tradiciones no se tocan” o “Dios con nosotros”, así como fotos de Santa Ángela de la Cruz, ante el temor, según decían, de que los concejales de izquierda quisieran quitar la Semana Santa o cambiar los nombres religiosos de las calles, particularmente el de esta santa sevillana. La reprobamos porque estas personas no fueron convocadas para reclamar mejoras sociales al propio Ayuntamiento, como más plazas en los Albergues, un comedor social municipal o pisos del Ayuntamiento en alquiler a las personas desahuciadas etc., sino que fueron convocadas por los concejales de los Partidos de la derecha, manipulando sus sentimientos religiosos, en contra de la moción de la laicidad, promovida por IU/Participa Sevilla.
2º.- Igualmente, reprobamos la violencia verbal o “escrache” que padecieron por este motivo una concejala de Participa Sevilla y diversas personas particulares, porque estas actitudes tratan de fomentar antiguos rencores y animadversiones basadas en prejuicios rancios fundamentalistas de que el laicismo va contra las tradiciones religiosas o pretende acabar con la Religión católica, cuando la moción solo pretendía aplicar en los Ayuntamientos el principio de aconfesionalidad o laicidad, recogido en la Constitución española y, precisamente, tal violencia verbal va contra los principios católicos de respeto y amor al prójimo.
3º.- Dado que la sociedad española ha experimentado una profunda secularización y que conviven entre nosotros personas de distintas religiones y otras cuyos principios vitales se basan en la ética y no en creencias religiosas, creemos que las autoridades municipales representantes de toda la ciudadanía, sean católicas o de cualquier creencia religiosa o no sean creyentes, deben también practicar la laicidad en sus manifestaciones públicas, no participando oficialmente en las procesiones y manifestaciones de una confesión religiosa particular y tratar de que nuestro callejero, los Colegios y otras instituciones municipales sean laicas y no religiosas, con una nomenclatura que acepte toda la ciudadanía.
4º.- Por todo ello, apoyamos y estamos de acuerdo con los motivos y principios de la moción presentada por IU/Participa Sevilla en el Ayuntamiento de Sevilla y lamentamos que los otros Partidos del arco municipal (PSOE, PP y Ciudadanos) que no la aprobaron (“porque en ellos hay cofrades que les gusta la Semana Santa”), vean en ella un motivo de enfrentamiento y división, cuando quiere ser un principio de concordia, unidad y de convivencia pacífica de toda la ciudadanía, sean cuales sean sus principios o creencias personales.

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

Entradas más antiguas «