Nov 28

En la muerte de Marcos Ana

Aún estremece, después de casi siete años, la voz de este hombre realmente extraordinario. Su talla moral es ciertamente gigantesca. ¿No merece nuestro reconocimiento y nuestro agradecimiento? Algún parlamento del pueblo debería dedicarle en algún momento el homenaje que se merece. Personas de este temple son las que nos hacen más bella la vida y nos dan fuerza por seguir la pista de ideas tan radicalmente humanas.

Publicamos esta entrevista que Evaristo Villar, junto a Juanjo Sánchez tuvieron la suerte de escuchar de los labios de Marcos Ana. La entrevista fue publicada en la revista EXODO, en nov-dic de 2009.

Soy salmantino. Nací el 20 de enero de 1920, en la pedanía San Vicente, del municipio de Alconada, pero vivíamos en Ventosa del Río Almar, en el seno de una familia pobrísima de jornaleros del campo. Mis padres, Marcos y Ana, eran gente noble y sencilla, esclavos de una tierra que no les pertenecía. Mi padre, de una humanidad natural, era analfabeto y mi madre, una mujer de una inteligencia natural y de una ternura que recordaré siempre”.

Católico en su infancia, socialista en su juventud y comunista hoy, su vida ha sido una pasión constante en defensa de los oprimidos y desheredados. Detenido al final de la Guerra Civil, pasó 23 años en la cárcel durante la represión franquista y fue condenado dos veces a muerte. Desde la cárcel de Burgos, donde pasó los últimos 16 años, escribió los poemas más hermosos que le han dado a conocer en todo el mundo, contribuyendo a desencadenar un movimiento internacional de solidaridad con los represaliados españoles de la dictadura. Desde entonces se ha convertido en uno de los más brillantes símbolos laicos de la memoria necesaria y de la solidaridad internacional. Continuar leyendo »

Nov 20

ACTO PÚBLICO DE LA V ASAMBLEA DE REDES CRISTIANAS

Manifiesto. Plaza Salvador Dalí

Los participantes en la V Asamblea de Redes Cristianas,  reunidos en Madrid los días 10 y 11 de octubre de 2015, salimos hoy a la escena pública para expresar nuestro compromiso con el cambio real de estructuras y de políticas en esta sociedad injusta e inmisericorde.

 

  1. Levantamos nuestra voz crítica contra las relaciones internacionales basadas en el interés económico y militar, que provocan auténticas catástrofes humanitarias y poblaciones hambrientas en los países en desarrollo, impidiendo una vida digna para esos pueblos, que se ven abocados a la guerra y al exilio imparable.

 

  1. Denunciamos sin reservas la desigualdad entre los pueblos impuesta por un sistema económico capitalista, generador de pobreza y exclusión, tanto en el denominado tercer mundo como dentro de los países desarrollados. Ésa es la fuente de injusticia fundamental que hace inviable cualquier solución planetaria sostenible para el respeto a los derechos humanos y la justicia social.

 

  1. El sistema capitalista no se limita a la mera configuración de las relaciones capital/trabajo, como ocurría en los primeros tiempos de su implantación, con las graves consecuencias sociales por todos conocidas. Hoy es el hilo conductor de todas las relaciones políticas, socioeconómicas y jurídicas, dentro y fuera del marco legal de cada país y organización internacional.

 

  1. Rechazamos sin paliativos los tratados internacionales como el EEUU-UE, porque apuntalan sin remedio un modelo económico y comercial de desigualdad y sin control democrático de los ciudadanos para garantizar los beneficios inmensos de las grandes corporaciones y, a su vez, producen bolsas inconmensurables de pobreza y miseria.

 

  1. Ese modelo que ahora se prepara en nuestro entorno geopolítico es además el instrumento elegido por la globalización capitalista neoliberal para implantar en todo el mundo, salvo que existan focos luminosos de respuesta a esa trama poderosa, como plantean algunos pueblos latinoamericanos, que son capaces de constituir fórmulas de cooperación internacionales alternativas para frenar la voracidad insaciable del capital. Esos focos son un rayo de esperanza para buscar otra forma de relación entre los pueblos más equitativa y solidaria.

 

  1. La nueva civilización neoliberal que se pretende acuñar no solo no corrige la deriva machista como lacra histórica de una humanidad injusta y discriminatoria, sino que abre nuevos modos de marginación de la mujer, despreciando sus derechos vitales y consagrando una discriminación indigna y demoledora para el futuro de una sociedad igualitaria y libre.

 

  1. Esta cultura de dominación sobre el ser humano y, en especial, sobre la mujer, inclina la expansión y cronificación de la violencia de género, que azota nuestro tiempo con secuencias inverosímiles e indeseables de brutalidad y horror. Solo desde una nueva cultura democrática y de igualdad podemos hacer frente común contra este drama insoportable.

 

  1. Mientras la opulencia de Occidente, no exento internamente de grandes capas de pobreza, provoca una llamada ficticia pero efectiva a las poblaciones insertas en la miseria y el hambre, nuestro continente europeo pone barreras infamantes a la entrada de una mano de obra joven y fuerte, capaz de solventar en un futuro cercano las grandes dificultades demográficas y productivas de Europa. Es una paradoja increíble, pero es más fuerte el egoísmo inmediato que una perspectiva coherente de mirar más allá.

 

  1. Por ello, cuando la situación se desborda y ya no estamos ante la inmigración económica, sino ante una demanda de asilo legal o, más aún, ante una llegada masiva de refugiados procedentes de países en guerra con el único propósito de salvar sus vidas de las carencias más acuciantes y de la violencia armada, no solo no somos capaces de aplicar las leyes y convenciones vigentes, sino que tampoco logramos articular un mecanismo eficaz de ayuda y protección para los refugiados. Las instituciones europeas balbucean soluciones insignificantes y los gobiernos europeos cierran el paso a la riada humana de desesperados. Europa no tiene entrañas de misericordia y solo mide su propio bienestar para permanecer indemnes ante la gran tragedia colectiva.

 

  1. Frente a este fracaso de un humanismo solidario que creíamos consecuente con nuestra democracia y nuestro nivel de vida, los cristianos de base del Estado Español y de otros muchos lugares de procedencia, os invitamos a unirnos en la lucha, pues “juntos para cambiar” supone el compromiso de una apuesta común por transformar la realidad  y explorar todos los caminos que nos lleven a un nuevo estado de cosas. No nos conformamos con lanzar un mensaje de socorro y de esperanza, queremos ser partícipes de un cambio radical del sistema económico, político y social. Con el Papa Francisco, cuyo papel hoy consideramos esencial para un nuevo estilo de evangelización y conversión, afirmamos que “este sistema es insoportable” y no decaeremos en la fe ni en la perseverancia para erradicarlo.”

 

Madrid, 11 de octubre de 2015

Nov 20

DECLARACIÓN DEL ENCUENTRO INTERNACIONAL FE Y TERRITORIOS

46 personas provenientes de Brasil, Ecuador, Colombia, Canadá y Escocia estuvimos reunidas del 25 al 27 de septiembre de 2015 en la Escuela Nacional Florestan Fernandes del MST, en Guararema, Sao Paulo, Brasil, en el encuentro Fe y Territorios: “La fuerza de la fe en la acción directa de defensa de los territorios”.

Somos indígenas, afro-descendientes y mestizos, lideresas y líderes de comunidades que resistimos y construimos propuestas desde la base; representantes de organizaciones eclesiales de diversas denominaciones y organizaciones acompañantes y solidarias. Nos une la indignación por la injusticia y el compromiso de construir un mundo mejor en el cual convivamos en armonía social y ambiental en los territorios.

Compartimos casos específicos de comunidades indígenas, negras y campesinas afectadas por la minería, agro-industria, obras de infraestructura y víctimas del acaparamiento de tierras. Sentimos el dolor de la madre tierra en los testimonios de las víctimas de empresas transnacionales y de gobiernos que pretenden imponer a nuestros pueblos su modelo de desarrollo destructor de las vidas del planeta. Manifestamos nuestro repudio a un sistema que pone los intereses económicos y el derecho a la propiedad por encima de la vida humana, de los animales, de los bosques, de los mares, del agua, de las plantas. Mostramos nuestro rechazo a la práctica de los estados de promover un modelo de desarrollo destructivo, basado en la falsa idea de que el extractivismo es la única fuente de riqueza.

Compartimos también y nos inspiramos mutuamente en las experiencias exitosas de acciones directas no violentas en la recuperación de los territorios en Brasil, Ecuador y Colombia. Ese recurso de los pueblos ha sido empleado en momentos en que los estados, basados en aparatos de justicia inoperantes, niegan el derecho efectivo al goce y disfrute de los territorios y ampara los intereses de las empresas nacionales y transnacionales que acaparan los territorios en favor de su mercantilización. La vida humana, la vida de los animales, la vida de todas las especies nos ha empujado a cruzar la línea estrecha que niega el disfrute de los derechos para conquistarlos de manera directa.

En el encuentro nos ha inspirado la teología de los pueblos indígenas, donde los espíritus del agua, del viento, del bosque, de los ríos, de la montaña nos animan a la protección de la  madre tierra. En esta rica teología nuestro Dios es una mayordoma creadora de todo, ella es una diosa femenina, inspiradora y protectora.

Constatamos con dolor la destrucción de la religiosidad africana tras años de imposición de otras religiosidades, pero vemos con esperanza la recuperación que algunos afrodescendientes vienen haciendo de sus raíces religiosas, donde también la divinidad es femenina y se revela en todas las cosas.

Insistimos en la necesidad de volver a las fuentes del Nuevo y Antiguo Testamento donde Dios está comprometido con los empobrecidos, con la justicia distributiva, en la que la tierra es entendida como un don suyo, como una herencia que no puede ser acaparada, destruida ni mercantilizada. Desde esa profunda convicción, la verdadera teología tiene que basarse en el amor y la solidaridad con los empobrecidos, los excluidos y las víctimas.

Estamos construyendo un pensamiento y práctica donde el saber teológico de los pueblos víctimas del modelo económico del libre mercado capitalista dialoga con el saber teológico de quienes, con los pies en la tierra, con su apoyo directo, vital, desde su quehacer teológico profesional, se comprometen con las causas de la defensa de los territorios y no legitiman el poder dominante que genera exclusión, pobreza y muerte.

En el encuentro nos fortalecimos en nuestros compromisos con la acción directa, articulada. La defensa de los territorios es una lucha solidaria e internacional en la que queremos articular nuestros esfuerzos entre los países participantes y otros, incluyendo al pueblo de  Palestina, como también todas las resistencias y propuestas en los territorios urbanos de nuestro continente y otros lugares del planeta.

Asumimos los siguientes compromisos:

 

  • Fortalecer el trabajo de base, con reflexión política y análisis de la realidad del capitalismo con los nuevos elementos que lo estructuran.
  • Participar de manera solidaria en acciones directas de base. La próxima acción agendada es la peregrinación frente a la militarización en el Cacarica, Chocó, Colombia en febrero de 2016.
  • Proponer adelantar el 5o Encuentro Fe y Territorios en alianza con las redes Iglesia y Minería, y SICSAL-Oscar Romero, en la ciudad de Medellín, Colombia, para el año 2018 con ocasión de la conmemoración de los 50 años de la Conferencia de Medellín que revitalizó la opción por los empobrecidos.
  • Profundizar en las espiritualidades diversas de los pueblos afrodescendientes, indígenas y cristianos desde las diferencias y similitudes, fundamentalmente en los elementos que inspiran la defensa, el uso, goce y disfrute de los territorios desde las comunidades.
  • Ser coherentes en nuestros encuentros, así como en las comunidades, con el consumo orgánico y el manejo de desechos.
  • Promover en niñas, niños y jóvenes del campo y la ciudad el cuidado de la tierra, el arraigo a los territorios como posibilidad de sobrevivencia de todas las vidas en el planeta, la recuperación de la tierra como don de Dios para todas y todos.

 

 

Guararema, São Paulo – Brasil, 27 de  septiembre de 2015.

 

Subscribimos,

 

Asociación de Familias de los Consejos Comunitarios del Curvaradó/Colombia

 

Asociación de víctimas del estado, Inzá, Cauca/Colombia

 

Asociación de Cabildos Indígenas del Valle del Cauca Región Pacífico –ACIVA/Colombia

 

Conselho Nacional de Igrejas Cristãs – CONIC/Brasil

 

Consejo Comunitario del Bajo Naya/Colombia

 

Coordenadoria Ecumênica de Serviço, CESE/Brasil

 

Centro de Direitos Humanos Maria da Graça Braz/Brasil

 

Comissão Pró-Índio de São Paulo/Brasil

 

Centro de Direitos Humanos Santa Catarina/Brasil

 

Centro de Formación de Misioneras Indígenas del Ecuador/CFMIE

 

Centro de Apoio e Promoção da Agroecologia, CAPA/Brasil

 

Christian Aid/Colombia

 

Christian Aid/Brasil

 

Comissão Pastoral da Terra – CPT – Nacional/Brasil

 

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz/Colombia

 

Comité Dorothy Stang/Brasil

 

Comunidade Indígena Novo Xingu – Rio Grande do Sul/Brasil

 

Comunidad Vida y Trabajo La Balsita – Dabeiba/Colombia

 

Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – CONPAZ – Colombia

 

Comunidades de Autodeterminación, Vida, Dignidad del Cacarica – CAVIDA/Colombia

 

Comunidades de Base Movimiento Comunero, Jacinto Quiroga – Bolívar Santander/Colombia

 

Comunidades de Base Movimiento Comunero, Barbosa – Santander/Colombia

 

Conselho de Missão entre Povos Indígenas – COMIN/Brasil

 

Conselho Indigenista Missionário – CIMI – SP/Brasil

 

Contexto/Bolivia

 

Defensa y conservación del medio ambiente de Junín Ecuador/DECOIM

 

Fundación Pueblo Indio de Ecuador

 

Familia reclamante de tierras de Mapiripán, Meta/Colombia

 

Fundación Misioneros por la Vida/Colombia

 

Igreja Povo de Deus em Movimento – IPDM – SP/Brasil

 

Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra – MST – Brasil

 

Rede Igrejas e Mineração/Brasil

 

Resguardo Indígena Alto Guayabal, Jiguamiandó, Chocó – CAMERUJ/Colombia 

 

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad Óscar Romero – SICSAL

 

SICSAL Luis Espinal/Bolivia

 

SOA Watch: Close the School of the Americas, USA

 

The Church of Scotland, Broughton St Mary’s Parish Church, Scotland

 

Zona de Reserva Campesina de la Perla Amazónica – Putumayo/Colombia

Nov 20

MOCEOP. Comunicado final del Congreso

MOCEOP

Comunicado final del congreso

 

Un grupo de unas 100 personas, llegadas de 15 países y pertenecientes al Movimiento internacional de curas católicos casados, nos hemos reunido del 29 de octubre al 1 de noviembre en Guadarrama (Madrid) para celebrar un Congreso Internacional bajo el lema “Curas en unas comunidades adultas”. Ha sido especialmente destacable haber contado con la presencia de 30 personas que, a pesar de la distancia y del coste económico, han venido a participar desde Latinoamérica. Culmina este acontecimiento un proceso ya antiguo: 7 congresos internacionales, más 7 latinoamericanos y otros muchos nacionales.

Pertenecemos a ese amplio colectivo de creyentes en Jesús de Nazaret que decidimos hace unos cuarenta años reivindicar de palabra y de obra la opcionalidad del celibato para los curas de la Iglesia Católica de Occidente.

Nuestro recorrido como colectivo ha ido ampliando la perspectiva inicial centrada en torno al celibato, para ir profundizando hacia un modelo de cura no clerical y un tipo de iglesia no asentada férreamente sobre un cura exclusivamente varón, célibe y clérigo.

Nuestro objetivo en este congreso ha sido claro: “realizar un análisis y un balance” –tras casi cuarenta años- de lo que ha supuesto nuestra andadura en las comunidades de creyentes a las que pertenecemos, tanto en el terreno personal como en el eclesial.

Para ello, hemos compartido y reflexionado sobre diversas experiencias comunitarias, algunas de las cuales han sido trabajadas y publicadas en un libro del mismo título: “Curas en unas comunidades adultas”. Hemos contado con la inestimable ayuda de dos ponentes (Silvia R. de Lima, brasileña, y Juan A. Estrada, español), de los componentes de una mesa redonda  y con el trabajo realizado en  diversos talleres.

Entre nuestras conclusiones –tras esta amplia etapa- queremos destacar:

1ª. Estamos convencidos –y en ello coincidimos con otras comunidades de Iglesia- de que el modelo de cristiandad mayoritariamente imperante está desfasado, cuando no acabado; y, lejos de ayudar a la implantación del Reinado de Dios, es con frecuencia un obstáculo para la vivencia de los valores evangélicos. Un nuevo tipo de iglesia es urgente para poder colaborar frente a los retos que el ser humano tiene planteados.

2ª. Para la renovación de la Iglesia y de las comunidades de creyentes hacia un modelo activamente comunitario de Asamblea del Pueblo de Dios es preciso un cambio estructural; no son suficientes los meros cambios personales.  Hay una inercia de siglos que actúa como un peso muerto y dificulta cualquier cambio progresivo.

3ª. Nuestra andadura nos ha hecho experimentar y comprender que el eje de esa transformación no está en el cura -célibe o no célibe: no es ese el reto principal- ni en la jerarquía eclesiástica, sino en las características de la comunidad: solamente las comunidades adultas, maduras, pueden llevar a cabo esa transformación estructural necesaria y urgente. La estructura actual tiende a perpetuar el inmovilismo y el cambio de formas sin ir al fondo.

4ª. Esas comunidades adultas -ya existentes, en ocasiones ignoradas o perseguidas, pero por incentivar-  son comunidades donde sus componentes viven la igualdad, la corresponsabilidad, la fraternidad y sororidad, sin girar en torno a una figura -el cura- que ha ido reuniendo a lo largo de la historia todas las tareas y responsabilidades en su persona.

5ª. Esa adultez y mayoría de edad les permite adaptarse a las exigencias culturales y sociales de nuestro mundo cambiante, vivir y formular la fe de otra forma y organizarse desde dentro según sus necesidades. Son libres y ejercen la libertad. No viven desde la obediencia, sino desde la creatividad.

6ª. Y, finalmente, entre sus características está elegir y encomendar las tareas y servicios y ministerios a las personas que consideran más preparadas y adecuadas para cada tarea, sin distinción de sexo ni de estado. Luchan por ser comunidades abiertas, inclusivas, desde la pluralidad y el respeto.

Hemos encontrado comunidades de este tipo y participamos en ellas. No son una quimera sino una realidad, a pesar de sus deficiencias. Y estamos decididos a seguir luchando para que cada día sean más numerosas y auténticas.

Esta apuesta no es sencilla. Somos conscientes de la problematicidad de nuestra apuesta: en ocasiones, bordeando la ilegalidad; pero no lo hacemos por capricho ni arbitrariamente, sino por fidelidad a valores profundamente evangélicos.

 

Y creemos que los retos actuales nos exigen abrir caminos en esos campos poco explorados, ser creativos, reconocer y practicar el protagonismo de las comunidades y hacer así realidad aquellas intuiciones del Vaticano II que tanta ilusión despertaron, que fueron arrinconadas como peligrosas y que hoy, con la llegada del papa Francisco, han cobrado actualidad y recuperado su carta de ciudadanía en nuestra Iglesia.

Invitamos a todos los creyentes en Jesús a ser valientes y adentrarse en estas sendas de creatividad y libertad para hacer cada día más real el Evangelio de la misericordia y de la responsabilidad ante los seres humanos y ante nuestra Madre Tierra.

Guadarrama, 1 de noviembre de 2015.

Nov 20

Refugiados Sirios

Refugiados sirios

 

¿A dónde ir?

La tierra sin tierra,

un lugar lejos de aquí…

Como si fuese poco,

el gigante impiadoso

quiere apoderarse

del oro bajo sus pies…

Pies descalzos

que se cocinan despacio

en esa arena infernal…

Se libraron del demonio.

¿No vendrá uno peor o igual?

Hay pueblos que no tienen paz

y gobiernos que viven

en la época del Kan.

Hacia atrás no pueden ir,

¿pero qué horizonte

hay en su porvenir?

 

Jucovi (pseudónimo)

 

(Del portal “Poemas del Alma”)

Sep 24

El desconocido

“El Desconocido”

Una película para los Blesa, Rato, banqueros sin corazón, PAHs y afectados por las preferentes

POR @LUIGIAGUILAR

Sin pretender hacer de spoiler (contarla echándola a perder) y lejos de la valoración crítica cinematográfica que podéis encontrar en cualquier parte, sólo pretendo compartir una reflexión ética sobre esa realidad que nos puede tocar a cualquiera, que ya se ha cobrado numerosas víctimas en este país, -incluidas las que se han llegado a quitar la vida- y muchísimas personas afectadas. Nos referimos a las preferentes, los desahucios y demás estafas bancarias.

Sinópticamente, tenemos a un impresionante Luis Tosar, tan convincente como en su #Celda211, director de banco, que comienza su rutinaria mañana llevando excepcionalmente a sus hijos al colegio, cosa de la que suele encargarse habitualmente su mujer, con la que no vive la mejor relación del mundo (otro drama añadido desafortunadamente frecuente). En el coche recibe una llamada “El Desconocido” -que sabe demasiado sobre su vida y sus cuentas-, que le avisa de que tiene una bomba debajo del asiento, que explotará si no le transfiere una alta suma de dinero. Hasta ahí podemos contar.

Muy recomendable, pues, no solo para los Blesa’s, Rato’s y demás grandes banqueros sin escrúpulos, que siempre supieron que vendían productos tóxicos y que engañaban a la gente, sino -y sobre todo- para todas las personas afectadas por el fraude del sistema, que no es una crisis sino una estafa, y para las voluntarias de las PAH, miembros de Stop Desahucios, afectados por las preferentes,  quincemayistas e indignados en general. Los dramas sociales y personales que incluye nos tocan la fibra sensible y sin duda nos emocionan. Si aún no la has visto, búscala. No te dejará indiferente.

Para saber más (y fotos): http://luisangelaguilar.blogspot.com.es/2015/09/el-desconocido-la-pelicula-que.html y

El Trailer Oficial: https://www.youtube.com/watch?v=4a0IE_gSMYI#action=share

Sep 24

Respuesta a José Mª Mauriño

Querido José María:

Tanto Antonio como tú, como la mayoría de los cooperativistas de Trabensol, (TRABajadores EN SOLidaridad) pertenecemos a una generación de cristianos y cristianas peleones, tercos y tenaces que llevamos 30, 40 o 50 años (yo, que soy el más viejo, cerca de 60) luchando por los derechos humanos, en ONG, en asociaciones de vecinos, en la enseñanza, en la sanidad, en las mareas, en información alternativa, en partidos políticos.

Nosotros, en Madrid, empezamos en Vallecas, en el Pozo, en Palomeras, en Moratalaz, en Bravo Murillo. En concreto, muchos de Trabensol empezaron en las embarradas chabolas de Palomeras. No había colegio y había muchos niños y niñas. Se reunieron los padres de familia, albañiles, mecánicos, encofradores…con las maestras que ahora están en Trabensol, compraron el material de obra entre todos y edificaron una escuela en un solar de los hermanos Santos, sin permiso del ayuntamiento, el Centro Cultural Palomeras, que en la remodelación del barrio fue reconstruido en donde está ahora.

Nos vamos haciendo viejos. Van muriendo los mejores, Julio Lois, Javier Ruiz de Arana, Diez Alegría, Eduardo Burgos, por nombrar sólo a los curas. Van surgiendo nuevas necesidades comunes.

Y ahí nace Trabensol. Han hecho lo mismo que hicieron con el colegio: se han reunido y han edificado una cooperativa de viviendas con la que resuelven en común un problema común. Esta vez no han tomado un solar sino que han arreglado los papeles y los permisos de construcción de manera legal. Supongo que te refieres a eso cuando dices “todo dentro de un orden, el orden capitalista”, porque no creo que te refieras a que han hecho una inversión para sacar dinero, que es lo que manda el orden capitalista

Mira, José María: la comida, la vivienda, la educación, la sanidad, la asistencia en la vejez, la tercera edad digna, ya sea por pensiones o por residencias, no son un privilegio de los ricos sino un derecho de todos y todas, sobre todo de los pobres.

La carta que has escrito en Utopía lleva un título en letras grandes que resume tu pensamiento: “Trabensol para ricos”. Y para terminarlo de arreglar afirmas que se hicieron ricos porque supieron acumular dinero en los años dulces del capitalismo. “No a todos les han tocado por igual los años dulces del capitalismo: unos han podido acumular dinero y otros no”.

Es un juicio muy simplista. Las ideas simples y comprensibles que agarran emocionalmente nos han hecho mucho daño cuando arraigan en las masas. Te pongo algunos ejemplos: la culpa la tienen los curas, los emigrantes  nos quitan el trabajo, primero los españoles …; yo añadiría, salvando las distancias: lo de Trabensol es para ricos.

Si algo he aprendido en la vida es que el análisis de la realidad, el ver, es fundamental para acertar; pero la realidad es compleja, difícil de entender y es necesario mirarla desde muchos puntos de vista para acertar en el juzgar y el actuar. Las miradas simplistas llevan al fanatismo.

Ya sé que comparados con los que no comen o con los que mueren en las pateras o incluso con la generación que tiene menos de cuarenta años, generación de parados, los jubilados con una jubilación decente somos ricos, muy ricos  Por eso no digo que sea falso lo que dices. Lo que digo es que es simplista y sesgado. Para que me entiendas: en lugar de decir que acumularon dinero y propiedades aprovechando los años dulces del capitalismo, que suena fatal y parece que te refieres a los Pujol, podrías haber dicho: ahorraron para la vejez  trabajando como mulas o emigrando y cotizando a la Seguridad Social unos 40 años de media.

José María, el simplismo izquierdoso es un peligro.

Un abrazo Javier.

Sep 14

MENSAJE DEL XXXVI CONGRESO DE TEOLOGÍA

MENSAJE DEL XXXVI CONGRESO DE TEOLOGÍA

Del 8 al 11 de septiembre de 2016 hemos celebrado el 36 Congreso de Teología, que ha reunido a personas y colectivos procedentes de los diferentes continentes, pueblos, culturas y religiones para reflexionar sobre el tema “Migrantes, refugiados y fronteras: de la exclusión a la hospitalidad”. En él han participado activistas sociales comprometidos en los campos de refugiados y en las zonas fronterizas, que han aportado sus experiencias. Nos han acompañado representantes de pueblos oprimidos y olvidados. Hemos contado con especialistas en relaciones internacionales, procesos migratorios, trata de seres humanos, teoría de género, así como con teólogas y teólogos, que .han hecho análisis críticos de la situación y han ofrecido interpretaciones liberadoras de los textos religiosos.

  1. Existen en el mundo 200 millones de personas migrantes, 60 millones de desplazados, 20 millones de ellos refugiados y 40 desplazados internos, y 4 millones de víctimas de trata. Las personas más vulnerables son los niños, las niñas, mujeres, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, sometidos a todo tipo de vejaciones: acoso sexual, agresiones físicas, trata de personas, tráfico de órganos, trabajos forzados, prostitución, violencia de género. Son personas sin nombre, sin cara, sin identidad reconocida. Viven una soledad social, política, moral y jurídica. Se les niega la dignidad y el derecho a la vida, como demuestran las miles de personas muertas en el legítimo intento de atravesar las fronteras.
  2. En expresión de Francisco, estas personas son consideradas “`población sobrante”, producto de la “cultura del descarte”, que nos vuelve incapaces para compadecernos ante los clamores de los otros. Son víctimas de un sistema basado en el Dios Dinero, del capitalismo perverso y de la acumulación mafiosa del capital. Quien se beneficia de esta situación es una elite político-económica, patriarcal, colonial, racista y antiecológica, que pone en marcha tres grandes negocios: el de la seguridad, el de la economía política de las migraciones y el de la gestión de las personas en movimiento.
  3. A pesar de las discriminaciones que sufren, las mujeres inmigrantes, refugiadas y desplazadas demuestran una gran capacidad de resistencia, resiliencia y empoderamiento.
  4. Los países de acogida son, en su mayoría, países del Sur, mientras que la mayoría de los del Norte cierran sus puertas a cal y canto, protegen sus fronteras con vallas, concertinas, policías y fuerza militar, niegan el derecho de asilo, siguen políticas equivocadas de seguridad, incumplen los protocolos internacionales y sus propios compromisos, y no demuestran voluntad de acogida.
  5. La insolidaridad de los Estados del Norte contrasta con la solidaridad que demuestra una parte importante de la sociedad, que adopta actitudes de hospitalidad, y con el trabajo de los movimientos sociales, organizaciones no gubernamentales y personas cooperantes, que colaboran en los campos de refugiados y en las fronteras.
  6. El papa Francisco está adoptando actitudes ejemplares de acompañamiento y acogida, al tiempo que denuncia la hipocresía de los gobernantes y de los poderes económicos y financieros europeos. Dirigiéndose a ellos en su visita a Lampedusa pronunció la palabra “vergüenza”. A los parlamentarios europeos les dijo que no es tolerable que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio ni que se niegue acogida a quienes llegan a diario a nuestras costas, muchas veces muriendo en el intento en las barcazas. Actuar de esta forma es negar su dignidad y favorecer el trabajo esclavo.
  7. La actitud hospitalaria del papa contrasta con la insensibilidad de un sector importante de la jerarquía católica española ante el drama de las personas migrantes y refugiadas, cuyos problemas parece serles ajenos o no son prioritarios en su agenda pastoral. Amén de insensibilidad, hay obispos que amparándose en un mal uso de la libertad de expresión, adoptan actitudes racistas, xenófobas, excluyentes e inhospitalarias cuando alertan irresponsablemente sobre la “invasión” de los refugiados, cuestionan que todas las personas que cruzan la frontera sean “trigo limpio” y afirman que a Europa vienen muy pocos porque sean perseguidos. Alguno ha llegado a decir que la llegada de los refugiados es el Caballo de Troya de las sociedades europeas y, en concreto de la española, y que la acogida de los refugiados puede quedar muy bien, pero que “hay que saber lo que hay detrás”.

Estas declaraciones se hacen desde la impunidad jurídica y el disfrute de privilegios de todo tipo de parte del Estado: educativos, sociales, fiscales, económicos, financieros. Privilegios s que los alejan del Evangelio como mensaje liberador de Jesús de Nazaret.

Con todo, hay algún obispo que en sus actuaciones y declaraciones demuestra actitudes hospitalarias con las personas migrantes, refugiadas y desplazadas, y denuncia proféticamente las políticas insolidarias del Gobierno en materia de emigración y refugio.

  1. Queremos denunciar enérgicamente tales declaraciones, que demuestran ausencia total de misericordia y falta de sentido de hospitalidad, se alejan del mensaje hospitalario de la Biblia, que pide amar a los emigrantes, no maltratarlos ni oprimirlos “porque emigrantes fuisteis vosotros en el país de Egipto” (Éx 22,20), y son contrarias a la práctica acogedora de Jesús de Nazaret, él mismo perseguido, emigrante  e identificado con los emigrantes (Mt 25,31-45).
  2. En nombre del Dios de la Vida y de la Paz condenamos el terrorismo, en este caso, el terrorismo que dice basarse en motivos religiosos y matar en nombre de Dios y que provoca la salida de poblaciones enteras para huir del terror.
  3. Exigimos a los Estados:

– cumplir los protocolos internacionales en materia de inmigración, refugio y desplazamiento;

– abrir rutas seguras que impidan caer en las redes de las mafias;

– no participar en el negocio de venta de armas que se utilizan para apoyar al terrorismo y a los gobiernos dictatoriales;

– combatir el racismo institucional; negar legitimidad a gobernantes corruptos y autócratas;

– apoyar a las organizaciones humanitarias que trabajan sobre el terreno;    –

– fomentar políticas de desarrollo en los países de origen;

– cumplir sus compromisos de acogida;

– fomentar el diálogo intercultural, interreligioso e interétnico.

  1. El Congreso quiere expresar su solidaridad con los pueblos oprimidos y olvidados como el kurdo, el palestino y el saharaui, a quienes se les niega su derecho a la independencia y se los somete a todo tipo de vejaciones. Todos ellos tienen numerosos emigrantes, refugiados y desplazados.
  2. Las personas que hemos participado en este congreso nos comprometemos a:

luchar contra la ideología y el sistema económico que provoca la exclusión de millones de personas,

denunciar la sistemática transgresión de los derechos humanos de las “personas en movimiento” por parte de los Gobiernos,

trabajar por otro mundo posible hospitalario,

seguir la práctica solidaria de Jesús de Nazaret;

hacer una nueva teología de la emigración;

– pasar de la exclusión a la hospitalidad.

En Madrid, a 11 de septiembre de 2016

Sep 01

Cuidar la casa común, salvar la vida

La enfermedad en el corazón humano ha dañado y enfermado también la tierra, la madre y hermana del hombre y la mujer y la casa común de todos los seres vivos, nos recuerda el papa Francisco en su contundente encíclica Laudato si´.

La preocupación por la casa común también es el tema de la Conferencia Mundial del Cambio Climático celebrada en Francia meses atrás. En esta Conferencia los mismos países que se han negado a cumplir los acuerdos de las Conferencias pasadas son los que hoy se reúnen para constatar que, por no hacer nada, la vida del planeta está casi en extinción.
Las especies animales, el agua y la flora están en peligro mortal. Y en países como China, hasta el aire resulta imposible respirarlo, porque mata.

Los países ricos y sus ricos ciudadanos, así como las corporaciones empresariales, explotan la riqueza del planeta por codicia, y los pobres, para sobrevivir, rebuscan, usan, trabajan en lo que pueden. ¡Hasta dónde hemos llegado como humanidad, que se está haciendo difícil habitar el mismo planeta que sostuvo la vida humana por miles y millones de años! Si Hobbes estuviera vivo, diría que el hombre no solo es un lobo para el hombre sino para todo lo creado. Es el depredador por excelencia, y no para subsistir.

“Hay esperanza siempre que se tomen decisiones éticas. El planeta enfermo puede recuperarse”. El papa Francisco hace un llamado a la familia humana a buscar un desarrollo sostenible e integral como principio del cambio.

Es un cambio interior lo que se necesita para salvar la Tierra, y parte del convencimiento de que la vida vale más que todas las riquezas de este mundo. Pero ese cambio interior debe conducir a un cambio en las legislaciones de los países.

Cuidar de la Tierra es entonces cuidar del otro y de todo. Cuidar de las generaciones futuras despojándonos de cosas inútiles, del consumismo y de la codicia humana que lleva a las masas a convertirse en esclavos del coche último modelo, de la moda y de todo aquello que no solo daña el planeta sino al mismo ser humano.

No hay vuelta atrás. O cambiamos o perecemos. El cambio es la única esperanza posible para los ricos y para los pobres.

Jun 20

Manifiesto Dia de las Personas Refugiadas

SOS refugiados
Refugio por derecho

Las políticas europeas de migración y asilo, lejos de dar una respuesta solidaria, basada
en el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, han puesto
en grave riesgo las vidas de miles de personas, muchas de ellas mujeres y niños, convirtiendo
el mar Mediterráneo en la mayor fosa común en el mundo donde han muerto más de
25.000 personas en los últimos 15 años.
El pasado 18 de marzo, los líderes europeos firmaron una declaración con Turquía que,
además de ser vergonzosa e ilegal, pone en un mayor riesgo a estas personas justificando su
devolución a un país como Turquía que ha demostrado que no garantiza los derechos humanos
y la adecuada protección que merecen.
Europa a la deriva
20 JUNIO
Día del refugiado
Este acuerdo vulnera la Carta Internacional de Derechos Humanos,
la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, el Convenio
Europeo de Derechos humanos y la Convención de Ginebra para
los Refugiados, así como diferentes Directivas europeas en materia
de asilo. Un acuerdo que propicia el naufragio de la Europa
social, abandonando los valores y los principios que configuran
Europa como un espacio común de libertad, seguridad y justicia,
fundada sobre los valores de la dignidad humana, la libertad,
la igualdad y la solidaridad a los que se refiere el Preámbulo
de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
Además, el acuerdo utiliza a las personas refugiadas como moneda
de cambio que responde a intereses económicos y geoestratégicos
y no a la protección a la que legalmente tanto la UE
como Turquía están obligadas a garantizar. Hacer de las personas
refugiadas una mercancía para el intercambio económico
es inhumano, ilegal e intolerable. El acuerdo convierte a Turquía
en un gendarme que se suma a la creciente militarización de las
fronteras europeas.
La Unión Europea, lejos de ser un ejemplo de solidaridad y actuar
conforme a los valores que fueron el cimiento del proyecto
europeo sigue impulsando recetas que han fracasado en el pasado
y han provocado miles de muertes. El acuerdo, unido a las
medidas adoptadas unilateralmente por los estados miembros
que dificultan o impiden la entrada en su territorio de solicitantes
de asilo, no aportan una solución y provocarán la apertura de
otras vías más peligrosas y costosas para las personas refugiadas
como la del Mediterráneo Central que es la más mortal del
mundo.
Por todo ello, las organizaciones
firmantes exigen:
n A la Unión Europea y a sus Estados miembros:
• Cambiar el enfoque de las políticas de migración y asilo poniendo
en el centro a las personas y a sus derechos.
• Cumplir de la legalidad europea e internacional.
• Retirar el acuerdo de la UE y Turquía.
• Habilitar vías legales y seguras para que las personas refugiadas
no tengan que arriesgar su vida en peligrosas rutas. Debe
garantizarse, especialmente, que las mujeres no estén sometidas
a violencia sexual y de género, y que los menores y las personas
con diversidad funcional reciben la protección adecuada.
• Garantizar una acogida digna y adecuada protección que incluya
la atención sanitaria y respeto a los Derechos Humanos
así como cumplir los compromisos asumidos en este sentido,
habilitando los presupuestos y los recursos acordes al desafío
humanitario fruto de las guerras y desigualdades.
• Garantizar la protección de las organizaciones y personas
que apoyan a la población refugiada. La complejidad de la situación
hace que su trabajo sea absolutamente necesario y debe
ser complementario al que las instituciones europeas están obligadas
a realizar.
• Deben combatirse activamente los discursos y narrativas
xenófobas. Las consecuencias de no hacerlo pueden ser muy
peligrosas para la construcción de la necesaria convivencia y
cohesión social en Europa.
• Incorporar en las políticas migratorias a nivel europeo el objetivo
de la gestión de las nuevas fronteras invisibles que se
están generando en nuestras ciudades y en nuestros barrios,
con una apuesta decida por la construcción de convivencia y
dialogo intercultural.
• Finalizar la militarización de la zona que puede derivar en conflictos
aún más complejos con gravísimas consecuencias para
la población.
• Apostar por una política europea y presupuestaria común que
de apoyo a la situación de refugiados y migrantes.
n Al Gobierno español:
• Retirar su apoyo al acuerdo de la UE-Turquía e instar a su
retirada definitiva por parte del resto de los Estados de la Unión
Europea
• Agilizar la acogida de personas refugiadas a través de los
programas de reasentamiento y reubicación
• Reforzar el sistema nacional de acogida a refugiados de manera
acorde a la evolución de las necesidades con los recursos,
número de plazas y presupuesto necesario.
• Respetar escrupulosamente los derechos humanos en la
frontera sur (específicamente en las fronteras de Ceuta, Melilla,
Canarias y la costa marroquí) y en el resto de las fronteras
europeas
• Velar por que el conjunto de actores políticos, económicos y
sociales no empleen mensajes de carácter xenófobo, discriminatorio
o racista hacia la población migrante y refugiada que puedan
contribuir a la generación de prejuicios y actitudes racistas
o violentas hacia dichas personas.
• Llevar a cabo acciones específicas de información y sensibilización
de la opinión pública española sobre la situación de
emergencia actual y sus causas, contando con el conjunto de
actores de la sociedad civil que trabajan con población refugiada
tanto en España como en los países de origen.
• Reforzar la política de integración con un plan de barrios que
apueste por la convivencia, el dialogo intercultural, la gestión
positiva de la diversidad y la lucha contra el racismo y la xenofobia.
• Incrementar los fondos para ayuda humanitaria y ayuda al desarrollo
sin utilizar los fondos de cooperación internacional como
compensación o incentivo al control de fronteras ni destinarlos a
la atención de personas solicitantes de asilo y refugio en Europa.
La atención de estas personas debe garantizarse con fondos
específicos, suficientes y sostenidos en el tiempo.
• Defender una postura en las instituciones europeas, que sea
reflejo del sentir de la sociedad española, y que, por tanto, defienda
el cumplimiento de la legalidad y el respeto a los derechos
humanos de las personas migrantes y refugiadas.
#RefugioPorDerecho
#RefugioPorDerecho

Entradas más antiguas «